Martes, 05 Diciembre 2017 00:00

Discriminación y Desigualdad / Invitado: Patricio Solís Gutiérrez

Escrito por México Social
Valora este artículo
(1 Voto)

programa patricio solís2

 

 

 

 

Patricio Solís Gutiérrez, profesor-investigador de El Colegio de México, dialoga con Mario Luis Fuentes acerca de la discriminación que se da en los ámbitos informal e institucional, y recapitula las diversas estadísticas y estudios publicados en México sobre este tema. Finalmente, habla de las condiciones socioeconómicas que propician la discriminación.

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación define a ésta como una práctica cotidiana que consiste en dar un trato desfavorable o de desprecio a una persona o grupo social. Sin embargo, la identidad, orientación y preferencias sexuales de las personas deberían ser irrelevantes en el trato cotidiano; también debería serlo el color de la piel, del cabello, de los ojos, la identidad étnica o las creencias religiosas.

El Módulo de Movilidad Social Intergeneracional del INEGI, publicado en junio de 2017, demostró que la discriminación es un factor que afecta gravemente las oportunidades para el desarrollo y el bienestar de las personas.

Por ejemplo, uno de los resultados más relevantes fue que las personas que se autoclasificaron en las tonalidades de piel más oscura, se observa un mayor rezago educativo: 28.8% cuentan con primaria incompleta y 23% con primaria completa.

Asimismo, de acuerdo con la Encuesta Intercensal del INEGI, de 2015, en México, el porcentaje de jóvenes de entre 16 y 19 años que no tienen escolaridad es mucho mayor en el segmento de población que habla sólo habla lenguas indígenas, pues 29.4% de jóvenes hablantes de lenguas indígenas no tienen escolaridad. En cambio, sólo 0.7% de jóvenes que no hablan lenguas indígenas no tienen nivel de escolaridad.

El mismo fenómeno se repite en los jóvenes de 20 a 24 años, pues 37.6% de los jóvenes de esta edad que son hablantes de lenguas indígenas, no tienen escolaridad.

En el mundo del trabajo, las mujeres aún experimentan discriminación en México. De los 46.5 millones de mujeres de 15 años y más que hay en el país, sólo 33 millones han trabajado alguna vez en su vida. Si las mujeres no pueden acceder al mundo del trabajo, sus derechos económicos resultan ser ampliamente vulnerados.

En la inmensa mayoría de casos, son las mujeres quienes absorben la mayor parte de los quehaceres domésticos no remunerados, pues 31.8 millones de mujeres declaran que sólo las mujeres realizan esas actividades en sus hogares; 2.4 millones declaran que sólo ellas se dedican al cuidado de sus enfermos; y 21.7 millones hacen solas las compras o trámites para el hogar.

Es urgente colocar la agenda de combate y erradicación de las prácticas discriminatorias en el centro de las políticas sociales. La discriminación no debe ser una agenda marginal o accesoria para los gobiernos, sino uno de los núcleos duros de la reproducción estructural de la pobreza y las desigualdades.

Mira el programa en: 

programa patricio solís

Visto 2843 veces