Así llegan: Coahuila

Coahuila es la entidad con mayor porcentaje de embarazos adolescentes en el país. Únicamente el 71% de la población de 15 a 17 años asistía a la escuela en 2015; mientras que el 30% de la población ocupada percibe dos salarios mínimos o menos al mes. El 15% de la población no tiene acceso a servicios de salud, mientras que otro 20% se atiende en farmacias o consultorios privados.  


 Twitter logo blue@MexicoSocial_

Los procesos electorales que culminaron la semana pasada revelaron lo insustancial de las campañas políticas y las propuestas de los candidatos a ocupar cargos de gobierno o de representación popular.

En efecto, en las tres entidades en que hubo elección de gobernador, lo que no se discutió fueron proyectos integrales de gobierno; es decir, a la fecha no se sabe en esos estados cuáles son las propuestas específicas de trabajo ni tampoco se tienen perfiladas, de manera al menos preliminar, las alternativas que habrán de presentar para reducir la desigualdad, para abatir el hambre y la pobreza y para garantizar, en general, los derechos humanos de sus poblaciones.

En el caso de Coahuila, la nueva administración tendrá que enfrentar no sólo la cuestionada legitimidad de la elección, también enormes retos y retrocesos sociales que deja la actual, y cuya magnitud se esboza a continuación.

1693186.jpg

UNA EDUCACIÓN INSUFICIENTE

A pesar de que Coahuila es una de las entidades con mayor cobertura educativa en el país, de acuerdo con los datos de la Encuesta Intercensal 2015, levantada por el Inegi, el grado promedio de escolaridad en la entidad es de apenas 9.9 grados, con una ligera diferencia a favor de los hombres, entre quienes el promedio es de 10 grados, frente a los 9.78 grados registrados entre las mujeres.

Al respecto, es importante destacar las desigualdades que hay entre municipios, pues en Torreón, Saltillo, Monclova y Ramos Arizpe el grado promedio de escolaridad se ubica entre 10 y 10.6 grados por persona, pero en municipios como Jiménez y Guerrero el promedio es de apenas 7 grados. Para dimensionar esta diferencia vale la pena señalar que en Saltillo se tiene un promedio de escolaridad de primer grado de bachillerato, mientras que en Jiménez es de apenas la primaria concluida.

Asimismo, es importante destacar que entre la población de 2 a 14 años hay 89% de población que asiste a la escuela; entre los habitantes de 15 a 17 años asiste 71.11%, mientras que entre quienes tienen de 18 a 29 años lo hace únicamente el 20.75%.

 INSUFICIENTE COBERTURA EN SALUD

De acuerdo con los datos del Inegi, en 2015 había un 15% de la población del estado de Coahuila que carecía de afiliación a servicios de salud. Esto se suma al hecho de que prácticamente 20% de los usuarios de servicios de salud se atienden en servicios privados; de ellos, 9.37% lo hace en consultorios privados, mientras que 10.3% lo hace en farmacias, además de un 1% que lo hace en “otros lugares” que ofrecen servicios médicos que no forman parte del sector público.

A lo anterior debe agregarse que en Coahuila se registra una alta morbilidad, sobre todo de padecimientos prevenibles. En efecto, de acuerdo con los Anuarios de Morbilidad de la Secretaría   de Salud, en el año 2015, de los 2.95 millones de habitantes que había en la entidad, se enfermaron 1,061,000 personas; siendo las principales causas: las enfermedades respiratorias agudas, las infecciones intestinales, la gingivitis, las infecciones de vías urinarias, las úlceras y gastritis.

Cabe destacar que la hipertensión arterial y la diabetes mellitus son la 8ª y 10ª causa de enfermedad en el estado, lo cual incide notablemente en el hecho de que son las principales causas de defunción.

 CARENCIAS RELEVANTES EN LAS VIVIENDAS

Debe señalarse que, a pesar de que Coahuila es considerada una entidad con bajos niveles de pobreza y predominantemente con una población de clase media, en realidad, la mayoría de los hogares presenta carencias relevantes. Por ejemplo, 4.32% de las viviendas no tiene refrigerador, lo cual, en las condiciones climáticas de la entidad, representa una limitación muy importante en la capacidad de los hogares para conservar alimentos.

Asimismo, el Inegi indica que, en 2015, había un 15.3% de las viviendas con lavadora; 38.4% carecía de horno de microondas; 42.5% carecía de automóvil; 60% carecía de teléfono fijo; 15% carecía de telefonía celular; mientras que 62% carecía de internet.

 INGRESOS PRECARIOS

De acuerdo con la Encuesta Intercensal 2015, en Coahuila hay 29% de la población ocupada que percibe ingresos de dos salarios mínimos o menos. Estos niveles de ingresos están asociados al fenómeno del trabajo no remunerado, el cual es desempeñado por 75% de la población estatal de 12 años y más.

Tal estadística está asociada a uno de los principales lastres sociales del país, que es la inequidad entre mujeres y hombres, pues según los datos del Inegi, en Coahuila 89% de las mujeres aporta trabajo no remunerado a sus hogares, mientras que, en contraste, sólo 61.5% de los hombres aporta trabajo no remunerado.

 OTROS PROBLEMAS

Coahuila es, de acuerdo con las estadísticas de natalidad del Inegi, la entidad con mayor proporción de embarazos de adolescentes y jóvenes menores de 19 años en todo el país. El indicador supera 22% respecto de la totalidad de los embarazos registrados en Coahuila, lo cual revela la complejidad de los problemas que se enfrentan en el estado respecto de la inequidad de género ya apuntados líneas arriba.

1693187.jpg

 

*Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 13-junio-2017, p.12.

FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

Twitter logo blue@MexicoSocial_

MÉXICO SOCIAL EN CANAL ONCE

Watch the video