Se acumulan las muertes “colaterales”

Entre los años 2004 y 2015 se han contabilizado 1,279 casos de defunciones por “intervenciones legales y de guerra y secuelas de causas externas de mortalidad”. Aproximadamente 31% de los casos se concentra entre mujeres, mientras que casi en 30% las personas fallecidas tenían menos de 30 años de edad. 


 Twitter logo blue@MexicoSocial_

La estrategia de combate al crimen organizado ha dejado incontables muertes que han sido consideradas por distintas autoridades de manera frívola como “bajas colaterales”. Estas defunciones son producto de lo que el Inegi ha clasificado como “intervenciones legales y de guerra y secuelas de causas externas de mortalidad”, una clasificación compleja de la que no queda claro con base en qué criterios es asentada como principal causa de muerte de las personas. 

El tema es relevante y debería ser una de las variables estratégicas en el análisis de las políticas nacionales y locales de seguridad pública.

 

¿Cuántos son?

El Inegi cuenta con datos respecto de este tipo de defunciones violentas a partir del año 2004. A partir de esa fecha y hasta el año 2015 se han contabilizado 1,279 homicidios, los cuales tuvieron un crecimiento exponencial entre los años 2011 y 2014, para luego tener un descenso altamente significativo, y también inexplicable, en 2015.

Para dimensionar lo anterior es importante señalar que entre los años 2004 y 2010 el promedio anual de este tipo de homicidios fue de 45 casos: un promedio de una de las llamadas “bajas colaterales” cada ocho días. A partir de 2011 se dio un muy fuerte crecimiento al haberse registrado 65 casos, es decir, uno aproximadamente cada seis días.

En 2012 y 2013 el número de este tipo de homicidios se ubicó en 115 y 120 defunciones, respectivamente; es decir, un caso cada tres días.

Para 2014 la cifra creció a la impresionante cifra de 586 casos, es decir, 1.6 casos por día, mientras que, de manera sorprendente, en el año 2015 la cifra se ubicó en 77 casos, es decir, uno cada 4.5 días.

que_ocurrio.jpg 

Injusticia "equidad"

Al desagregar por sexo los datos de esta tipología de la mortalidad, lo que se encuentra es una atípica distribución entre mujeres y hombres. En efecto, la tendencia muestra que, desde 2004 hasta 2015, del total de homicidios que se cometen en el país, en alrededor de 88% de los casos las víctimas son hombres, mientras que alrededor de 12% son mujeres.

A diferencia de esta tendencia general, en lo que respecta a las defunciones por “intervenciones legales y de guerra y secuelas de causas externas de mortalidad”, las defunciones de mujeres representan, entre los años 2004 y 2015, 31.4% del total.

Este indicador debe ser visto, sin embargo, con cuidado, pues no hay una tendencia estadística que permita trazar un patrón. Por ejemplo, hay años, como 2012 y 2013, en los que las defunciones de mujeres representaron únicamente 4.3% y 3.3% del total de las defunciones contabilizadas en esta clasificación. En efecto, de los 235 casos registrados en conjunto en los dos años, nueve víctimas fueron mujeres. 

historia_desigual.jpg

Por el contrario, en años como 2006, 2008, 2010 y 2014, los porcentajes van de 40% a 50%, siendo 2014 el más numeroso en términos absolutos, al haberse registrado el récord histórico en el país de 586 casos, de los cuales 250 víctimas eran mujeres y 336 eran hombres. 

 

Mueren los jóvenes

Desagregado por grupos de edad, es la población joven en la que se concentra un mayor número de casos. En efecto, entre menores de un año, Inegi tiene registro de un solo caso, acaecido en el año 2014.

Hay cuatro casos en el rango de 1 a 4 años: dos acaecidos en 2005 y dos más en 2014. 

Hay dos casos más en el grupo de 5 a 9 años: uno en 2011 y otro más en 2014. En el grupo de 10 a 14 años hay seis casos registrados: uno en 2006, uno en 2007 y cuatro en 2014.

En el grupo de edad de 15 a 19 años las cifras cambian dramáticamente. En total, en el periodo de 2004 a 2015, el Inegi tiene registro de 70 casos; sin embargo, es importante destacar que de 2004 a 2011 se contabilizaron 10; mientras que los 60 restantes se distribuyen entre 2012 y 2015. 

Para el grupo de 20 a 24 años de edad la tendencia es similar; entre los años de 2004 y 2011 se registraron 18 víctimas, mientras que entre 2012 y 2015 se acumularon otros 144 casos, dando un total de 162 víctimas. Para el grupo de 25 a 29 años, la cifra total es de 111 casos, con 19 de ellos entre 2004 y 2011 y el resto entre 2012 y 2015.

intervenciones legales y guerrra

De 2004 a 2015 se tiene registro de 163 casos en el grupo de 30 a 39 años, así como de 85 casos en el grupo de 40 a 49 años, 69 casos más en el grupo de 50 a 59 años de edad, 52 casos en el grupo de 60 a 69 años y 547 casos en el grupo de 70 años y más, lo cual se explica mayoritariamente por los casos de “secuelas de causas externas de mortalidad”.

 

*Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 11-julio-2017, p.14.

FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

Twitter logo blue@MexicoSocial_

MÉXICO SOCIAL EN CANAL ONCE

Watch the video