Las remesas, el otro signo de la injusticia

De acuerdo con las cifras del Banco de México, entre 2012 y 2017 han ingresado a México, por concepto de remesas familiares, 2.32 billones de pesos, cifra equivalente a cerca de 141 mil millones de dólares, es decir, tres veces más que el rescate financiero que hizo Estados Unidos de nuestra economía en 1995


 Twitter logo blue@MexicoSocial_

La migración de mexicanos hacia el exterior tiene una larga historia. Sin embargo, ha sido en la etapa de mayor pobreza, de mayor profundización de la desigualdad, y de menor crecimiento económico en México, cuando se ha intensificado, teniendo como décadas emblemáticas a las de los años 90, en el siglo pasado, y la de los años 2000.

Desde esta perspectiva, México tiene una deuda por partida doble con la comunidad de personas emigradas: en primer lugar, porque la inmensa mayoría salieron del país en busca de las oportunidades y el bienestar que aquí no encontraron; y en segundo término, porque una vez en Estados Unidos, la mayoría ha mantenido importantes lazos familiares y comunitarios, así como el envío permanente de remesas que les han permitido a millones de familias ya sea sobrevivir o no caer en la pobreza.

Tremenda friolera

De acuerdo con los datos del Banco de México, el monto de las remesas familiares recibidas en México, provenientes, en su inmensa mayoría, de Estados Unidos de América, han crecido año con año, llegando a un nuevo récord histórico en este 2017.

En efecto, en el año 2012 nuestro país recibió, por concepto de remesas familiares, un total de 22 mil 438 millones de dólares (mdd). Considerando que el tipo de cambio promedio estimado para ese año por el Banco de México fue de 13.16 pesos por dólar, la cifra anual puede estimarse en 295 mil 284 millones de pesos.

Para el año 2013, la cifra descendió ligeramente a 22 mil 302 mdd, los cuales, con un tipo de cambio promedio anualizado de 12.77 pesos por dólar, equivaldrían, en esa fecha, a un monto de 284 mil 796.54 millones de pesos. Para 2014 la cifra estimada por el Banco de México fue de 23 mil 647 mdd, los cuales, a un tipo promedio anualizado de 13.30 pesos por dólar, ascendieron a 314 mil 505.1 millones de pesos.

En el año 2015 se registró un nuevo crecimiento en el monto anual, al haberse llegado a un récord de 24 mil 784 mdd, con un tipo de cambio promedio de 15.86 pesos por dólar. Esta variación implicó un crecimiento a 393 mil 074 millones de pesos.

Para 2016 se registró una nueva cifra máxima anual, pues el Banco de México estimó un total de 26 mil 993.3 mdd, lo cual, a un tipo de cambio anualizado de 18.89 pesos por dólar, equivale a 509 mil 903.43 millones de pesos.

Finalmente, para el año 2017 la cifra registrada hasta el tercer trimestre, es de 21 mil 265 millones de dólares, pero considerando que el promedio trimestral de este año ha sido superior a los 7 mil millones de dólares, y que el trimestre octubre-diciembre es en el que anualmente más remesas se envían, puede asumirse que al cierre del año se llegará a 28 mil 265 mdd, los cuales, con un tipo de cambio promedio de 18.64 pesos por dólar, arrojarían la cantidad de 526 mil 859.6 millones de pesos.

En suma, entre 2012 y 2017 las remesas familiares se ubican en alrededor de 2.32 billones de pesos; a fin de dimensionar esa cifra, considerando un costo promedio de poco más de 6 millones de pesos que se requerirían en promedio para rehabilitar escuelas de educación básica, alcanzaría para la atención de 300 mil escuelas; es decir, más planteles que los que existían hasta el año 2016 en todo el territorio nacional, y en todos los niveles educativos.

También sirve como referencia mencionar que el llamado “rescate financiero” de México en 1995 tuvo, entre otros costos, un préstamo de 50 mil millones de dólares; frente a esa cifra, lo que han enviado los mexicanos en Estados Unidos es de aproximadamente 141 mil 429 millones de dólares; por esto, no sería exagerado decir que su aporte equivale a “tres salvamentos” financieros del país.

¿De dónde vienen?

A pesar de que a México llegan anualmente remesas de todos los estados que integran la Unión Americana, 7 de cada 10 dólares provienen de 11 estados: California, desde donde se han enviado 32 mil 236 millones de dólares (mdd) entre 2013 y 2017; Texas, desde donde han llegado 15 mil 463.2 mdd en el mismo periodo; Illinios, con una suma de 5 mil 601.3 mdd; Nueva York, con un monto de 4 mil 453.4 mdd; Florida, con una suma de 4 mil 407 mdd; Georgia, con 3 mil 894 mdd; Carolina del Norte, con 2 mil 862.5 mdd; Colorado, con 2 mil 645 mdd; Arizona, con 2 mil 580.6 mdd; Minnesota, con 2 mil 576.7 mdd; y Whashington, con 2 mil 509 mdd.

Rutas_de_las_oportunidades.png

¿A dónde llegan?

A pesar de que igualmente las remesas llegan a cada una de las 32 entidades del país, el 70% del monto total se concentra en 12, es decir, en la tercera parte de ellas; éstas son: Michoacán, a donde han llegado 13 mil 914 mdd entre los años de 2012 y 2017; le sigue Guanajuato, con 12 mil 797 mdd en el mismo periodo; en tercer sitio está Jalisco, con 12 mil 386 mdd. A estos estados se le suman: Estado de México con, 8 mil 879 mdd; Puebla, con 8 mil 066 mdd; Oaxaca, con 7 mil 538 mdd; CDMX, con 7 mil 389 mdd; Guerrero, con 7 mil 348 mdd; Veracruz, con 6 mil 356 mdd; San Luis Potosí, con 4 mil 795 mdd; Zacatecas, con 4 mil 341 mdd; e Hidalgo, con 4 mil 145 mdd.

Cuantos_pobres_mas_habria.png

 *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 19-diciembre-2017, p.20.

FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

Twitter logo blue@MexicoSocial_

MÉXICO SOCIAL EN CANAL ONCE

Watch the video