El año más violento, el más triste

Entre los años 2014 y 2017 se han cometido, de acuerdo con el secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, un total de 88,173 homicidios dolosos, siendo Guerrero, la entidad con los peores indicadores; también en ese periodo se denunciaron 22,690 casos de Extorsión. Se trata de una violencia desbordada que ha llenado de luto y tristeza al país.


 Twitter logo blue@MexicoSocial_

El 2017 fue un año en el que fuimos testigos de 29 mil 168 historias de terror; en cada uno de esos casos, en los que se consignan tétricas palabras como “ejecutado”, “decapitado”, “desmembrado”, como si se tratara de la literatura más oscura y tenebrosa de la que se tiene noticia.

¿Qué pasa con las viudas, los huérfanos, los hermanos que pierden a sus hermanos, la madres y padres que pierden a sus hijos? De manera lamentable, frente a esa pregunta no se tiene una clara respuesta. No tenemos, ni en lo nacional ni en lo estatal, y mucho menos en lo municipal, una política de Estado de protección y reparación del daño, en la medida de lo posible, a las víctimas.

Eso en el caso de quienes pierden la vida en enfrentamientos entre el crimen organizado. ¿Pero qué pasa también con los familiares de cada elemento de policía, de la Marina, del Ejército mexicano, abatido en el cumplimiento de su deber? Peor aún, ¿cómo ofrecer consuelo y paz a quienes son “víctimas colaterales”? Familias que no se detuvieron en un retén y han sido acribilladas; transeúntes alcanzados por las balas en una hora maldita, y una larga lista de víctimas inocentes.

El cruento conteo

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), entre los años 2014 y 2017, el recuento de homicidios dolosos alcanza la cifra de 88 mil 173 casos. A ellos deben agregarse los 21 mil 459 casos del 2012, y los 18 mil 106 casos del 2013. Es decir, en esta administración se tiene el dato de 127 mil 738 homicidios dolosos. Esto implica una cifra de 58 casos por día.

Estamos ante una realidad en la que, de manera consecutiva, tanto en 2016 como en 2017, se rompió el récord previo, registrado en el número de este tipo de homicidios.

En efecto, el año más cruento había sido el 2011 en el que se contabilizaron 22 mil 409 casos. En 2016 la cifra fue mayor en 503 casos; mientras que en 2017 fue mayor en seis mil 206 casos, respecto del 2016 y en seis mil 759 casos más respecto del 2011.

Lo anterior significa que el promedio diario de homicidios en 2017 fue de 80 casos, frente a un promedio de 54 casos registrados para el periodo 2012-2016; es decir, en un solo año, el 2017, se registró un incremento de 48% respecto del promedio registrado en los cinco años previos.

Hasta ahora, el conteo que se tiene para el mes de enero de este 2018, supera ya lo ocurrido en el mismo mes del año pasado. Y lo peor es que la tendencia, en todos los años, es que los primeros cinco meses son menos violentos que el resto. En efecto, entre el 2014 y el 2017, en los meses de enero y febrero se han cometido el 7.5% del total de homicidios dolosos del periodo, en cada uno de esos meses; en los meses de marzo y abril, el porcentaje es de 7.9% en cada uno de ellos; mientras que a partir de mayo, el promedio es de 8.6%, distribuidos casi de manera uniforme en cada uno de los meses; siendo los meses de octubre los más sangrientos, al registrarse un porcentaje anual promedio de 8.89% de los homicidios dolosos cometidos.

Octubre un mes macabro.png

Extorsiones

De acuerdo con el SESNSP, el delito de extorsión había descendido en los últimos tres años; en efecto, en el año 2014 fueron denunciados seis mil 155 casos de extorsión; en el 2015 se registraron cinco mil 352; en el 2016 se contabilizaron cinco mil 397 casos; mientras que en el 2017 la cifra se incrementó a cinco mil 786.

En este delito es importante mencionar que, dado que funciona con base en el “terror” de la víctima; pocas veces se denuncia y es considerado uno de los delitos con mayor tasa de “cifra negra”, por lo que el dato real debe ser mucho más alto que el consignado en averiguaciones previas de los ministerios públicos.

Delincuencia organizada

Debe decirse que aun cuando la violencia en el país es generalizada, hay entidades en donde la violencia homicida vinculada al crimen organizado se encuentra mucho más concentrada. Así, de los 88 mil 173 casos de homicidio doloso cometidos entre 2014 y 2017, un total de 67 mil 886 fueron cometidos en 14 estados; es decir, el 77% de los casos ocurrieron en el 43% de las entidades del país.

Los más notables son, sin duda alguna, el estado de Guerrero, en donde en el periodo señalado se han cometido ocho mil 278 casos, es decir, en un solo estado se han cometido el 9.4% del total de los homicidios dolosos del país; en segundo lugar se encuentra el Estado de México, en donde han ocurrido nueve mil 205 casos, con la particularidad de que se trata del estado más poblado del país. Así, en la entidad ocurre 10.43% de este tipo de homicidios, siendo que en el estado habita alrededor del 14% de la población del país.

Las otras entidades con un alto número de casos en el periodo señalado, son: Baja California con cinco mil 245 homicidios dolosos entre 2014 y 2017; Jalisco, con cinco mil 57 casos; Michoacán, con cinco mil 32; Chihuahua, con cuatro mil 727; Sinaloa, con cuatro mil 702; Veracruz, con cuatro mil 630 y Guanajuato, con cuatro mil 298 casos.

una historia de terror 

 *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 23-enero-2018, p.18.

FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

Twitter logo blue@MexicoSocial_

MÉXICO SOCIAL EN CANAL ONCE

Watch the video