• 2019, ¿vuelo ciego, rumbo a lo incierto? / Leonardo Boff

    Los últimos años han sido muy atormentados en nuestro país, Brasil. Se dio la discutible destitución de la presidenta Dilma Rousseff, las serias acusaciones de corrupción a su sucesor, el presidente Temer, la obra devastadora del Lava-Jato con aplicación rigurosa de lawfare, y la prisión de Lula, el mayor líder popular, mediante un juicio claramente parcial y carente de pruebas materiales, juicio criticado por los más eminentes juristas nacionales y extranjeros

  • Austeridad y cambio institucional / Mario Luis Fuentes

    Terminar con la ostentación y el gasto faraónico del gobierno es de suma relevancia para recuperar la necesaria austeridad republicana. Llevar a la práctica esta idea le permitirá a la nueva administración tener algunos márgenes de maniobra y ciertas disponibilidades presupuestales para poner en marcha algunos de los programas que ha anunciado el virtual presidente electo

  • Contra el acoso y abuso sexual / Mario Luis Fuentes

    Cada nuevo escándalo de abuso o acoso sexual que estalla puede pensarse como una pústula que se revienta y muestra, a través de la pus que expele, el nivel de podredumbre que ha invadido a un cuerpo. Así el nuevo escándalo de los pederastas que, abusando de su posición como jerarcas de la Iglesia católica, convirtieron la vida de cientos, quizá miles de niñas, niños y adolescentes, en un infierno

  • El error de diciembre / Saúl Arellano

    Es loable que el Presidente de la República tenga la capacidad de reaccionar y reconocer cuando se cometen errores en su administración; para un gobierno y, en evidencia, para un país, no hay nada peor que la negación; en el nuestro, ya hemos visto lo que ha ocurrido en las últimas décadas de opacidad, ausencia de rendición de cuentas y complicidad con la corrupción

  • El luto parece no tener fin / Leonardo Boff

    Brasil parece estar viviendo un luto que no termina. La gente anda malhumorada a causa del desempleo, y por las reformas conservadoras que el nuevo gobierno pretende introducir, retirando derechos de los trabajadores y atacando directamente varias políticas sociales que beneficiaban a los más pobres

  • Embarazo adolescente: una década perdida

    Entre los años 2010 y 2017 han nacido 3.54 millones de niñas y niños cuyas madres tenían 19 años o menos al momento del parto. Destaca que el 50% de las mujeres que dieron a luz en 2017 declararon vivir en unión libre; y según los datos del INEGI, Coahuila es la entidad del país con el peor indicador en lo que se refiere al embarazo adolescente


     Twitter logo blue@MexicoSocial_

    Se extendió el bono demográfico.png

    Una de las agendas en las que persisten pendientes relevantes es la relativa a la garantía de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, y particularmente de las más jóvenes. En efecto, de acuerdo con la información recientemente dada a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), relativa a los nacimientos en el país, el descenso en los niveles de la tasa de fecundidad ha sido muy lento y desigual en todo el país.

    En efecto, los datos publicados por el Inegi muestran que la tasa de fecundidad para mujeres en “edad fértil” fue de 66.1 hijos por cada 100 mil mujeres en el rango de edad considerado, siendo los estados de Chiapas, Guerrero y Zacatecas los que registran los valores más altos, con tasas de 90.2 hijos por cada 100 mil mujeres en edad fértil; 85.5 y 80.9, respectivamente.

    Nacen por millones  

    De acuerdo con las estadísticas de natalidad de que disponemos en el país, entre el año 2000 y el año 2017 han nacido en el país poco más de 46 millones de niñas y niños; y sólo entre 2012 y 2017 nacieron, según el Inegi, 19.55 millones, es decir, el promedio anual para ese periodo es de 2.44 millones por año. De continuar esa tendencia, considerando que en 2017 se contabilizó una población cercana a 123 millones de habitantes en el país, podríamos llegar en el año 2030, considerando el número anual de defunciones y la migración internacional, a una suma de alrededor de 140 millones de habitantes.

    Por esa razón, la nueva administración va a enfrentar importantes retos en materia de reducción de la pobreza, pues si se quiere llegar a las obligaciones contraídas por México ante los Objetivos del Desarrollo Sostenible, para el año 2030 habríamos de haber sido capaces de erradicar el hambre y la pobreza en todas sus formas.

     

    Los menos, en el mes del amor  

    Según el Inegi, febrero es el mes que tiene el menor porcentaje de registros de nacimientos; pero esto puede deberse a la menor cantidad de días que tiene ese mes. Así, septiembre es el que registra el mayor número de nacimientos, con 9.3% del total; le siguen los meses de agosto y octubre, con 9.1% cada uno de ellos; en julio y diciembre se registran el 8.5%, respectivamente; mientras que abril y febrero registran los menores porcentajes, con 7.7% y 7.2% en cada uno de ellos.

    Sin identidad garantizada 

    Otro de los problemas que se enfrentan en nuestro país es el relativo al registro oportuno del nacimiento de las niñas y niños. En efecto, según los datos disponibles, en el país sólo 86.9% de los nacimientos son registrados antes de cumplir un año; el 4.5% es registrado cuando ya tiene un año de vida; mientras que el 1.9% son registrados teniendo dos o más años cumplidos.

    Madres adolescentes 

    De acuerdo con el Inegi, la tasa de fecundidad en el grupo de edad de los 10 a los 17 años es de 25.5 nacimientos por cada mil mujeres en ese grupo de edad, siendo Coahuila la entidad con mayor tasa en todo el país, con un indicador de 25.5 casos por cada mil menores de 17 años; en contraste, la Ciudad de México es la entidad con menor indicador, pues es de 12.2 nacidos vivos por cada mil mujeres menores de 17 años.

    Destaca que Coahuila, teniendo supuestamente niveles similares de desarrollo a los de la Ciudad de México, presente una tasa de embarazo adolescente 100% superior a la que se registra en la capital del país, lo cual es muestra inequívoca de una fallida política de garantía de los derechos sexuales de las adolescentes en aquella entidad.

    Así las cosas, a nivel nacional, entre los años 2010 y 2017 el Inegi tiene un registro de 85 mil 559 nacimientos de niñas y niños cuya madre tenía menos de 15 años al momento del parto, es decir, un promedio anual de 10 mil 700 casos anuales en ese periodo.

    Por su parte, la suma de nacimientos de niñas y niños cuyas madres tenían entre 15 y 19 años al momento del parto es de una gran magnitud: 3.46 millones entre 2010 y 2017; lo cual representa un promedio anual de 432 mil 742 casos, aunque es de destacarse que en los últimos tres años para los que hay información, es decir, de 2015 a 2017, el promedio anualizado es de 391 mil 934 casos.

    Década perdida .pngLa mayoría de las madres son solteras

    Un dato sumamente interesante entre los que presenta el Inegi es el relativo al estado civil de las madres al momento del parto. En efecto, en 1.12 millones de casos, que representan 50.3% de los casos registrados en 2017, las madres declararon que su estado civil era la “unión libre”; en segundo lugar se encuentra el grupo que al momento del parto estaban casadas, con poco más de 650 mil casos, cifra que representó 29.1% del total de los casos registrados en 2017.

    *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 02-octubre-2018, p.15.

    FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

    Twitter logo blue@MexicoSocial_

  • Enfoque de derechos, elemento clave en el combate a la pobreza de la niñez mexicana

    Los datos sobre pobreza proporcionados por Coneval dan cuenta de la dramática realidad en que viven millones de niñas, niños y adolescentes en México (Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018)

  • Entidades federativas no garantizan derechos de las personas con discapacidad: CNDH

    De acuerdo con el Informe Especial sobre el Estado que Guardan los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad en las Entidades Federativas del País que recientemente publicó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), los gobiernos estatales no garantizan los derechos de las personas con discapacidad

  • Es trágico, triste e indignante… / Saúl Arellano

    Éste es un artículo en el que los adjetivos sobran. Los datos que presento a continuación hablan por sí mismos y en ellos se sintetiza una situación dramática, que evidencia a México como un país que ha sido incapaz de garantizar de manera universal, integral y progresiva los derechos de las niñas y los niños, articulado todo ello bajo el principio constitucional del interés superior de la niñez

  • Está confuso pero yo sueño / Leonardo Boff

    “Está oscuro pero canto porque la mañana va a llegar”, proclamó el poeta Thiago de Mello en la época sombría de la dictadura civil-militar de 1964.

    “Está confuso pero sueño” digo yo en estos tiempos no menos sombríos. El sueño nadie te lo puede quitar. Él anticipa el futuro y anuncia el mañana.

  • Gran frente de valores ético-sociales / Leonardo Boff

    Estamos viviendo tiempos política y socialmente dramáticos. En nuestra historia nunca se había visto un odio y una rabia tan difundidos, principalmente a través de los medios sociales. Ha sido elegido para presidente una figura aterradora que encarna la dimensión de sombra y de lo reprimido de nuestra historia

  • Justicia Social, gran asignatura pendiente

    México continúa siendo el país de las grandes desigualdades. De acuerdo con los datos oficiales, en enero del 2019 no hay una sola entidad de la República en la que el ingreso laboral per capita promedio se ubique por arriba del valor de la línea del bienestar, la cual se estima en 3,103 pesos para los ámbitos urbanos. La conclusión ante ello es obvia: urge otro curso de desarrollo que nos lleve a un auténtico estado de Justicia Social


     Twitter logo blue@MexicoSocial_

    Cada 20 de febrero, la Organización de las Naciones Unidas convoca al mundo a una reflexión en torno a los retos y rezagos que existen en cada país en torno a la justicia social. Se busca, mediante este llamado, a redoblar los esfuerzos en los países, para lograr que todas las personas tengan acceso al cumplimiento efectivo de sus derechos económicos, sociales y ambientales de sus poblaciones.

    Desde esta óptica, uno de los mayores retos que se enfrentan es lograr que todas las personas en edad de trabajar, y con la posibilidad y deseos de hacerlo, puedan acceder a un trabajo digno, es decir, aquel que además de ofrecer un ingreso suficiente y decoroso permita igualmente el acceso a prestaciones económicas y sociales.

    Indice de la tendencia de la pobreza.png

    Dicho por el doctor Jorge Carpizo, el Estado democrático de derecho, o es Estado de Bienestar, o no puede ser calificado como democrático; y desde esta perspectiva, lo que es urgente destacar es que en México estamos muy lejos de convertirnos en una auténtica democracia capaz de garantizar de manera integral y progresiva los derechos de la población.

    SALARIOS EMPOBRECEDORES 

    Los datos del Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) muestran un panorama de profundos rezagos y enormes desigualdades. En efecto, con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (levantada por el Inegi), el Coneval estima que en el país hay un 39.8% de la población ocupada que percibe ingresos laborales por debajo del valor de la canasta alimentaria.

    En este indicador, las diferencias entre estados exigen una urgente revisión de las condiciones económicas de cada entidad, pues entre Chiapas, el estado de la República con peores indicadores, y Baja California Sur, en donde se registró el ingreso promedio más alto en el IV trimestre del 2018, hay una diferencia de 3.5 veces entre lo que reciben los trabajadores de una entidad y la otra.

    El mundo de la explotacion cansta alimentaria

    En efecto, en Chiapas, el Coneval estima que el 70% de las personas que laboran, obtienen ingresos por su trabajo, por debajo del valor de la canasta alimentaria; en Oaxaca el porcentaje es de 64%; en Guerrero de 62.8%; en Morelos es de 54.9%; y en Veracruz el indicador es de 52.4 por ciento.

    Hay además otro grupo de entidades, en donde el indicador se ubica por arriba del 40% de las personas ocupadas en la condición señalada: en Zacatecas es de 49.9%; en Tabasco, de 48.8%, en Tlaxcala es de 47%; en Hidalgo, de 46.6%; en San Luis Potosí es de 46.4%; en Puebla, de 46% y en Campeche, de 42 por ciento.

    En esa lógica, es importante destacar los promedios de ingreso que se obtienen en esas entidades, como producto del trabajo que desarrollan las personas. Así, en Chiapas, los datos indican que el promedio de ingreso laboral per capita es de 789.4 pesos reales (26.3 pesos diarios), es decir, deflactados al valor de la canasta alimentaria con precios del 2010; en Guerrero, la segunda entidad con peores indicadores, el promedio es de 870.9 pesos al mes; mientras que en Oaxaca, la tercera entidad con más bajos ingresos en el país, es de 872.7 pesos. Le siguen en esa lista Morelos, con un dato de mil 60.1 pesos al mes, y Veracruz, con mil 114.5 pesos mensuales.

    Pobreza y desigualdad cronica

    Les siguen en esta lista, los estados de Zacatecas, con mil 188.9 pesos; Tlaxcala, con mil 216.7; Tabasco, con un promedio mensual de mil 228.4 pesos; Hidalgo, con mil 230.3 pesos; y Puebla, con mil 291 pesos al mes. Las otras entidades que completan el grupo de 13 en las cuales se ganan menos de 50 pesos reales diarios son: San Luis Potosí, con mil 408.1 pesos mensuales; Michoacán, con mil 445.6 y Durango con mil 485.5 pesos mensuales promedio por trabajador.

    LA DESIGUALDAD URBANO-RURAL

    En nuestro país, las brechas que existen entre las personas que viven en ámbitos rurales y urbanos son igualmente muy grandes. Según los datos del Conenval, el promedio nacional de los ingresos de quienes trabajan es de 1,557.11 pesos al mes (deflactados al 2010). En contraste con esa cifra, en las localidades rurales (localidades con menos de 2,500 habitantes), el promedio es de 878.81 pesos per cápita al mes (29.3 pesos diarios); mientras que en los ámbitos urbanos el promedio es de 1,785.65 pesos al mes, es decir, un promedio de 59.52 pesos diarios.

    una tragica historia mexico social

    Es importante hacer notar que los ingresos promedio en los estados más pobres, es decir, Chiapas, Guerrero y Oaxaca, no alcanza siquiera el promedio de lo que se obtiene en general en los ámbitos rurales, lo cual es indicativo de la intensidad y profundidad de la pobreza que se vive en algunos espacios territoriales, particularmente en aquellos donde habitan las personas indígenas.

     

    unA LÍNEA MUY BAJA 

    Uno de los debates que no se han dado con suficiencia en el país, es el relativo a los umbrales con los que se mide la pobreza y la pobreza extrema. En efecto, de acuerdo con el Coneval, en enero del año 2019, la “línea de la pobreza extrema” (canasta alimentaria) se ubicó en mil 120.44 pesos para los ámbitos rurales, y en mil 568.07 pesos para los urbanos. Esto quiere decir que en cinco entidades, el promedio del ingreso laboral per cápita estatal está por debajo de la línea de la pobreza extrema (Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Morelos y Veracruz).

    Quizá lo más dramático es que, con los valores del Coneval para enero del 2019, no habría ninguna entidad en que el promedio del ingreso laboral per cápita, supere la línea del bienestar.

    Los más vulnerables

    *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 19-febrero-2019, p21.

    FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

    Twitter logo blue@MexicoSocial_

  • La educación y el trabajo infantil / Saúl Arellano

    De acuerdo con los datos del INEGI, en México hay 29.34 millones de niñas, niños y adolescentes entre 5 y 17 años de edad. De ellos, 27.21 millones asisten a la escuela, el resto, 2.12 millones no asisten a ninguna institución educativa. Es interesante observar las “razones” que el INEGI documenta como las causantes de la no asistencia escolar de las niñas y los niños

  • Las estancias infantiles y el interés superior de la niñez / Mario Luis Fuentes

    La discusión en torno a la cancelación del programa de Estancias Infantiles debe ubicarse en un contexto general mucho más amplio: cómo hacer para construir un sistema de protección integral a la niñez, en el cual los servicios de cuidado, estimulación temprana y educación inicial, sea de sus componentes principales

  • Participación y democracia / Mario Luis Fuentes

    Nuestra democracia enfrenta una severa crisis de partidos políticos; después del 1º de julio de este año, los que eran antaño los institutos políticos mayoritarios se han desdibujado, no sólo en lo que respecta a su nivel de representación en el Congreso y en la mayoría de los espacios de elección popular, sino ante todo, en su capacidad de generar confianza y representación de las aspiraciones y demandas de la ciudadanía. Frente a ese escenario, las consultas impulsadas por el Presidente electo abren una serie de preguntas que permiten imaginar el futuro posible y deseable en torno a lo que nuestra democracia debe ser

  • Salud, para la cohesión social

    De acuerdo con la Secretaría de Salud, hasta la semana 36 de este 2018 han sido atendidas 490,000 personas por obesidad; casi 420 mil por enfermedades hipertensivas y del corazón; y casi 300 mil por diabetes mellitus tipo II; más de 17.5 millones de personas han enfermado de las vías respiratorias; casi 6 millones por infecciones intestinales y casi 500 mil por infecciones de transmisión sexual. Sin duda, la política de salud será uno de los grandes retos de la próxima administración


     Twitter logo blue@MexicoSocial_

    Uno de los mayores retos para lograr la cohesión social en nuestro país, y para recuperar un sentido compartido de proyecto nacional de largo plazo, se encuentra en potenciar a nuestro sistema de salud, mejorar su infraestructura, su capacidad de cobertura, así como la calidad de los servicios que otorga.

    Lo anterior, sin embargo, debe pensarse en el marco general de la política social, pues la epidemiología y las tendencias de mortalidad que se derivan de ella, tienen como referente a los determinantes sociales de la salud; es decir, condiciones de pobreza, desigualdad, marginación, vulnerabilidad social o económica, que impide el cumplimiento de los derechos sociales y que lleva a la pérdida de la salud, y también de la vida de millones en el primer caso, y de cientos de miles de personas en el segundo.

    En efecto, el perfil epidemiológico de México está caracterizado por una prevalencia mayoritaria de enfermedades y padecimientos asociados a conductas de riesgo, malnutrición, accidentes, falta de acceso a servicios oportunos de salud y otros factores, que en muchas ocasiones escapan al control y responsabilidad directa de las personas. Frente a ello, mostramos a continuación la “radiografía” de la salud del país.

    Millones de infecciones 

    Cada año hay millones de personas que enferman por infecciones que, de tener acceso permanente al agua potable y el jabón, podrían reducirse, de acuerdo con varios estudios, hasta en un 60%; se trata por ejemplo de enfermedades intestinales, provocadas por parásitos. En efecto, de acuerdo con el Boletín de Epidemiología de la Secretaría de Salud, hasta la semana 36 de este 2018, se habían registrado 3.77 millones de casos de infecciones intestinales por “diversos organismos”; así como 2.098 millones de casos por otro tipo de infecciones intestinales; a ellas se suman más de 145 mil casos de amebiasis intestinal; así como casi 25 mil casos de fiebre tifoidea.

    En estado de emergencia.png

    En ese sentido, es importante destacar que las infecciones más comunes son las del sistema respiratorio y su vinculación con el aparato auditivo, pues en el periodo señalado han sido atendidas en el sector salud, 15.73 millones de personas por infecciones respiratorias agudas, además de poco más de 75 mil casos de neumonías y bronconeumonías; a ellas se suman poco más de 137 mil casos de faringitis y amigdalitis; así como 527 mil casos de otitis media aguda.

    Un caso particular que debe llamar la atención es el relativo a los 11 mil 869 casos de tuberculosis respiratoria, pues la Organización Mundial de la Salud mantiene activa la alerta sanitaria mundial por esta enfermedad, sobre todo considerando su alto nivel de contagiosidad.

     

    La tragedia de la malnutrición 

    Puede afirmarse que la mayor carga de mortalidad que hay en el país se encuentra en los padecimientos asociados a la malnutrición: hasta la semana 36 de este año, la Secretaría de Salud ha documentado 290 mil 276 casos nuevos diagnosticados de diabetes mellitus Tipo 2; asimismo, se han registrado 349 mil 705 casos de hipertensión arterial; 41 mil 495 casos de enfermedad isquémica del corazón; así como 28 mil 362 casos de enfermedad cerebro-vascular.

    Todo lo anterior se asocia a la ausencia de posibilidades de la población para nutrirse adecuadamente, lo cual está vinculado a los 490 mil 483 casos de obesidad que se han contabilizado a lo largo del año. Es interesante observar que si se suma el número de casos de las enfermedades del sistema circulatorio, la cifra total es similar a la del número de casos de obesidad atendidos por el sector salud.

    En medio del hambre... y sus espejos 

    El hambre sigue siendo un problema vinculado de manera directa con la pobreza. En efecto, según los datos oficiales, en el periodo señalado se han atendido tres mil 576 casos por desnutrición severa; ocho mil 255 casos por desnutrición moderada; y 55 mil 340 casos por “desnutrición leve”. En contraste, se han atendido también trastornos de la alimentación, que en realidad constituyen problemas de salud mental, como la anorexia y la bulimia, de las cuales se tiene un registro de mil 938 casos en lo que va del año.

    Los costos del alcohol

    De acuerdo con los datos oficiales, en el periodo de análisis se han registrado 36 mil 377 casos de personas que han sido atendidas por el consumo excesivo de alcohol; de ellas, 27 mil 128 fue por intoxicación aguda por alcohol; cinco mil 199 casos más por cirrosis hepática alcohólica, y cuatro mil 50 casos por enfermedad alcohólica del hígado.

    De alto riesgo.png

    Del gusto al susto

    Uno de los mayores retos para el sector salud, y en general todo el sector social, se encuentra en la plena garantía de los derechos sexuales de la población, y particularmente de la población más joven, entre la cual se registran los más altos niveles de prácticas de riesgo.

    En efecto, hasta la semana 36 de este año, se habían registrado 4 mil 118 casos de sífilis adquirida y congénita; 2,985 casos de infección gonocócica del tracto urogenital; 388 casos de chancro blando; 29,159 por tricomoniasis urogenital; 4,122 casos de herpes genital; 411,119 de vulvovaginitis; 3994 casos de Síndrome de Inmunodeficiencia; 10,182 casos de infección asintomática por virus de la inmunodeficiencia humana; así como 123,271 casos de candidiasis urogenital. Destaca el hecho de que, tanto en el caso del síndrome de inmunodeficiencia adquirida como de la infección asintomática por el VIH, el número de casos registrado este año supera en casi 20% al dato del mismo periodo del 2017.

    *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 25-septiembre-2018, p.18.

    FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

    Twitter logo blue@MexicoSocial_