Escrito por 5:00 am Cultura

La educación mexicana, una de las perdedoras en la pandemia

Este regreso a clases me recuerda la llegada de la imprenta durante el medioevo. Una nueva tecnología sería un avance en la historia moderna, que sin duda se convertiría en el trampolín para muchos, pero dejaría atrás a muchos. La oportunidad de alfabetizar en masa sería una realidad para los enciclopedistas.

“La educación sólo puede ser una parte de la respuesta a los desafíos de los medios digitales”. David Buckingham

La educación mexicana frente a la COVID19

Sin embargo, las cosas no salieron como se esperaba, ni toda la población europea aprendió a leer y se quedaron como estaban en la oscuridad de las letras, tampoco cambió la vida de muchos campesinos, al contrario, la educación se volvió de élite, sólo benefició a las clases que sostenían cierto estatus, aunque fue cierto que mucha población de escasos recursos aprendió a leer, no significó que estuvieran educados en sistema ortodoxos. La educación se quedó con los ilustrados.   

La Secretaría de Educación Pública (SEP) ha comunicado que los alumnos regresarán a clase con un sistema híbrido, pero que éste dependerá del color del semáforo de cada Entidad Federativa. De no existir condiciones las clases serán a distancia. Para las miradas de varios la tecnoeducación significa un gran avance para el sistema formativo para otros resulta un obstáculo para continuar en la escuela.

Incluso se escuchan las voces de padres de familia que están conscientes de la posibilidad de que sus hijos pierdan el año escolar por no contar con las herramientas físicas ni intelectuales para apoyarlos en esta “Nueva normalidad pedagógica”.  Existen diversas explicaciones para esta actitud, una obedece a la incompatibilidad de los horarios laborales de los padres, aun cuando ellos estén en el teletrabajo.

Lee el artículo: EDUCACIÓN EN LA ERA DIGITAL: LA CRISIS Y LAS OPORTUNIDADES

Problemas del la escuela en casa

No obstante, aunque los progenitores asistan a los niños en el homeschool tampoco les garantiza a los alumnos un aprendizaje exitoso. En virtud que una gran mayoría de padres no manejan las Tecnologías de la información y la comunicación (TICS) orientadas a las aplicaciones educativas. Lo que evidencia el analfabetismo digital de una generación que no necesitó del e-learning para obtener sus grados académicos.

Es desafortunado que la misma SEP no acepte que su verano divertido, ni fue verano y muchos menos divertido. Debido a que una situación de desgracia como una pandemia no necesariamente se concibe como un tiempo propicio para asegurar que la televisión y el internet se volverán herramientas educativas eficaces. Tal vez se deba observar como un precedente, pero el verdadero trabajo intercultural e interdisciplinario para lograr una cultura digital apenas está en gestación en nuestro país.  

La SEP pone en riesgo la educación al suponer la viabilidad de un modelo en el que no ha trabajado, es una apuesta a un futuro que ni sus alumnos ni maestros habían sospechado de su existencia. Pues el desafío de este tipo de escuela es el empoderamiento de los alumnos por medio del pensamiento crítico. Y vaya con los resultados de las pruebas PISA sólo permiten saber que el nivel de aprendizaje en matemáticas, ciencia y capacidad lectora de los alumnos mexicanos es muy bajo. De acuerdo con los resultados de dicha prueba obtenidos en el 2018 y dados a conocer en diciembre del 2019, sólo el 1% de los estudiantes lograron comprender textos largos. Recuperado de https://www.eleconomista.com.mx/politica/Prueba-PISA-2018-Mexico-mantiene-los-mismos-bajos-niveles-en-aprendizaje–20191203-0048.html

La educación no funcionaba

No hay duda alguna que la SEP ha fracasado en el modelo presencial, pues en su mayoría produce analfabetas funcionales que tienen asegurado el grado, debido a que sus políticas prohíben a los profesores reprobar, aún los fantasmas sacan 6. Lo anterior no resulta una novedad pues en época electoral hasta los muertos votan.

La estrategia educativa nacional no contempla un aprendizaje para toda la vida. Los alumnos no son animados a apropiarse del conocimiento por medio de un reconocimiento a su propia escuela. No hay fomento de la reflexión de la Tecno creatividad dentro del aula. Hasta este momento no se ha dado a conocer a la opinión pública cuál será su programa oficial híbrido.

El estado mexicano le debe a sus ciudadanos una explicación sobre el terrible rezago de la educación pública.  Lo que se verá en agosto será una verdadera provocación para el aprendizaje de la vida, que muchos no podrán digerir, debido a que las autoridades nunca pensaron en el futuro al preparar ciudadanos del mundo, en su lugar sólo se sobrelleva un presente tortuoso para muchos y un pasado inexistente, del cual nunca se aprende.  

Brechas tecnológicas

La buena noticia de la puesta en marcha de la educación en línea se nubla por las notables brechas tecnológicas y de formación docente. Para disfrutar las bondades de este modelo educativo se tiene que empezar por aceptar que no se conoce en su integridad. Por lo tanto, se tendría que conversar sobre la alfabetización digital en lugar de la constante preocupación de cómo obtener habilidades digitales como herramientas.

Cuando se habla de alfabetización se habla de contenidos, mientras que la técnica se limita a cómo hacer una página web, lo más importante es la información con la que se nutrirá.

Desafortunadamente se discute muy poco sobre las implicaciones culturales, sociales y económicas del mundo digital.

También te puede interesar: LA EDUCACIÓN A DISTANCIA

(Visited 6 times, 1 visits today)
Cerrar