Escrito por 5:00 am Salud • Un Comentario

2020: un año atípico en salud

La pandemia de la COVID19 ha provocado una completa distorsión en la dinámica de la salud y en el registro de casos en todos los grupos de enfermedad sobre los cuales se lleva a cabo la vigilancia epidemiológica.

Sigue al autor en Twitter: @MarioLFuentes1

Esto ha provocado que haya en el país un drástico descenso en el número de personas que han sido atendidas en el sector salud, lo cual puede obedecer, al menos, a las siguientes hipótesis: 1) la reducción del contacto entre personas y el incremento en medidas de prevención, podría haber impactado en la reducción de algunas infecciones provocadas por parásitos o virus que se eliminan o se evita su transmisión con esas medidas; 2) debido a la COVID19, menos personas acuden al Sector Salud, ya sea porque temen infectarse con el nuevo coronavirus, o porque no hay espacio para su atención, y; 3) una combinación de las dos anteriores.

Primer ejemplo: las infecciones del aparato digestivo

Una de las infecciones más comunes en nuestro país es la fiebre tifoidea, de la cual, hasta la semana 28 del 2019, se habían contabilizado 15,639 casos en el país; en contraste, en la misma semana de 2020 se tiene registro de 9,576, es decir, aproximadamente -38.7% menos que el año previo.

En la misma lógica se encuentra el caso de las paratifoideas, de las cuales, a la misma semana 28 del 2019, se tenía un registro de 5,264 casos, mientras que en el mismo periodo de 2020 se registra una suma de únicamente 2,959 casos, es decir, una disminución de alrededor de -44% entre ambos años.

Finalmente, en el caso de las infecciones intestinales por diferentes organismos, habían alcanzado, en el periodo señalado del 2019, 3.06 millones de casos, mientras que hasta la semana 28 de 2020 la suma es de 1.49 millones, es decir, una disminución de alrededor del 51.5%.

Te puede interesar: HOGARES MEXICANOS, ENTRE LOS QUE MÁS GASTAN EN SALUD: OCDE

Segundo ejemplo: enfermedades transmisibles

Una de las infecciones más preocupantes para el país es la Hepatitis vírica C; de ésta, hasta la semana 28 del 2019 se habían contabilizado 1,138 casos; mientras que, en el mismo periodo del 2020, la cifra es de 681, es decir, cerca de -39% entre un año y el otro.

En la categoría de “Otras hepatitis víricas”, los casos registrados en el periodo señalado del 2019 ascendieron a 949, mientras que en el 2020 es de 795, lo que implica una reducción de aproximadamente -16.3%

Otro ejemplo de infecciones que históricamente tenían cifras elevadas es la de las conjuntivitis, de las cuales, hasta la semana 28 del año pasado se habían contabilizado 610,980 casos, mientras que en el mismo periodo del 2020 se tiene registro de 346,931; esto es, una disminución aproximada de 56.7%.

Fuente: elaboración propia con base en los datos del Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud, hasta la semana 28 de 2020

Tercer ejemplo: poco sabemos de la salud mental

El dato disponible en la Secretaría de Salud que mejor puede ilustra en esta materia es el relativo al número de personas por depresión. La lógica indicaría que lo esperable sería un incremento importante, sin embargo, el dato es contraintuitivo, pues también registra un decrecimiento relevante. En efecto, a la semana 28 de 2019 se tenía un registro de 66,289 casos, mientras que en el mismo periodo de 2020 se ha llegado a únicamente 45,369.

Estos datos contrastan severamente con los de la Encuesta Nacional de Hogares, 2017, en la que INEGI estima que al menos 33.8 millones de personas mayores de 7 años se han sentido al menos una vez deprimidos en el último año.

Fuente: elaboración propia con base en los datos del Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud, hasta la semana 28 de 2020

También te puede interesar; ESTOS SON LOS ESTADOS CON LOS PEORES SERVICIOS DE SALUD

(Visited 219 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar