Escrito por 8:07 am Cultura, Fernando Díaz Naranjo • Un Comentario

La conversión tecnológica de las instituciones ante el COVID-19

conversión tecnológica

Instituciones académicas, dependencias del gobierno y organismos autónomos han tenido que sumarse a la conversión tecnológica para continuar con sus actividades y responsabilidades.


@fdodiaznaranjo | diaznaranjo.fernando@gmail

A pesar de los tiempos difíciles que México está viviendo a causa de la emergencia sanitaria por el COVID-19, existen cosas positivas que en momentos de normalidad social pudieran resultar impensables.

El aspecto más revolucionario lo tenemos con el uso de las tecnologías. Las instituciones académicas y diversas dependencias del gobierno, y hasta los llamados organismos autónomos, han tenido que emigrar para continuar con sus actividades y responsabilidades. Veamos, amable lector, algunos ejemplos.

Entre lo que ha logrado el Poder Judicial de la Federación destaca, entre otros aspectos, lo que ha ido materializando por conducto tanto de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), como del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) a través del Acuerdo General Conjunto 01/2013.

En dicho acuerdo se establecieron las bases relativas a la FIREL, a los expedientes electrónicos del Poder Judicial y otros; los criterios del sistema electrónico para la presentación de medios de impugnación, enviar promociones o documentos, recibir notificaciones o documentos oficiales; así como para la realización de diversas consultas sobre acuerdos, resoluciones y hasta sentencias relacionadas con las sentencias de la propia Corte, del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), de los Tribunales de Circuito y de los juzgados, por ejemplo.

Recientemente, la SCJN acordó sesionar de manera remota, lo que le permitirá continuar con su importante labor que, como máximo tribunal constitucional, tiene a su cargo en favor de la defensa del orden establecido en nuestra Constitución, además de solucionar, de manera definitiva, otros múltiples asuntos de gran relevancia para toda la sociedad. 

Asimismo, desarrolló un muy interesante programa, denominado “Quédate en Casa”, en donde se despliegan actividades que van desde actividades deportivas, acciones de entretenimiento, conciertos en línea, una biblioteca digital, visita a museos tanto nacionales como de otros países de manera virtual, hasta recetas de cocina y manualidades.

Por su parte, el TEPJF ha establecido como compromiso institucional la difusión de sus actividades a partir del uso intensivo de tecnologías de la información y la comunicación y, entre sus proyectos que permiten mayor transparencia al quehacer jurisdiccional, destaca el del Expediente Electoral Electrónico, que abriría el camino para la implementación del juicio en línea.

Recientemente determinó por conducto de su acuerdo 4/2020 que sus sesiones del pleno fueran vía videoconferencia aprobando los lineamientos respectivos para ello. Independientemente de su importantísima labor, ha instrumentado con éxito a través de su Escuela Judicial Electoral, una serie de cursos y conferencias a distancia, entre otras actividades institucionales.

Como podemos observar, estas instancias del Poder Judicial Federal buscan acercar y beneficiar a la población en general aún con las complicaciones que, en estos momentos, implicaría realizar dichas actividades de manera presencial.

Por su parte, el INE también ha instrumentado reuniones laborales a distancia con miras a la organización y preparativos de lo que será la elección más grande de nuestros tiempos, me refiero al proceso electoral 2020-2021.  Asimismo, en días pasados a través del uso de la tecnología, llevó a cabo su sesión del Consejo General, máximo órgano de dirección, en donde, resolvió suspender temporalmente los procesos electorales de Coahuila e Hidalgo debido a la emergencia sanitaria por el COVID-19.

También, es de destacar que sus actividades que buscan generar un vínculo de comunicación con la sociedad; prueba de ello es una serie de actividades en línea para niñas y niños durante la jornada de distanciamiento social, por ejemplo.

Por su parte, la UNAM, entre múltiples actividades que ha realizado tanto en el ámbito de la investigación, como en el académico como la de realizar exámenes profesionales a distancia, desarrolló junto con otras instituciones, una guía de consulta que brinda orientación jurídica sobre cuestionamientos, situaciones o problemáticas de índole legal que pudiera enfrentar la ciudadanía derivado de la emergencia sanitaria.

Muchos otros ejemplos más podríamos seguir apuntando para darnos cuenta de la trascendencia de estas acciones que buscan fundamentalmente, coexistir en el cumplimiento de sus actividades con un solo objetivo común: el beneficio general de la población y eso amigas y amigos, es digno de mencionarse.

¡Hasta la próxima!

Fernando Díaz Naranjo es licenciado en Ciencia Política y maestro en Periodismo Político. Actualmente es profesor en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y en la FES- Acatlán-UNAM, así como articulista del Diario El Universal y en el portal de La Silla Rota (desde 2010).

Lee también: “LA ELECCIÓN 2021 Y LOS POSIBLES NUEVOS COMPETIDORES”

(Visited 16 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar