Escrito por 5:00 am Andrea Rodríguez, Blogs, Cultura

¿invertir en educación para profesionales de la producción audiovisual?

Producción audiovisual

Lo que emociona mueve. Para ser más precisos, sólo mueve lo que emociona”. Joan Ferrés i Prats

Una de las industrias que ha tenido ganancias millonarias en esta Pandemia, ha sido la del entretenimiento, en particular las plataformas streaming. Una de las cosas que más se consumen al estar en casa, además de la comida, son los audiovisuales. Netflix, se corona en este rubro con 958 millones de dólares generados y 16 millones de suscriptores a nivel mundial durante el primer trimestre del año. Recuperado de https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/04/26/companias/1587926357_776058.html En este contexto cabe preguntarse ¿Vale la pena invertir en educación para profesionales de la producción audiovisual?

Estamos en la era de la imagen y eso lo saben los productores de series, películas, hasta quien hace un tutorial para youtube lo tiene claro. La fascinación por lo visual también es explotada hasta el cansancio por los medios de comunicación, en particular por los noticieros. La información es imagen, y la imagen es información.

Las producciones deben su éxito al manejo del lenguaje audiovisual y al recurso de la historia, storytelling. Ambos dan origen a un cúmulo de emociones por la fascinación de la simulación que produce la imagen. Las pantallas, de acuerdo con Ferrés i Prats (2014), como los espejos, sólo tienen valor en cuanto reflejan a la persona que interacciona con ellas. Sólo tienen sentido y valor para un interlocutor cuando éste se ve representado en ellas. (p. 145)

El proceso para lograr las experiencias compensatorias a través de las diversas pantallas requiere de relatos emotivos que vinculen al interlocutor con algún personaje, una idea, una trama que active sus neuronas espejo para lograr una vivencia integradora. Las pantallas como espejo son una afortunada metáfora de las neuronas espejo, las cuales permiten saber y sentir acciones de los otros cuando se comparte un territorio, el cual puede ser virtual. Sucede cuando al ver una película uno de los personajes con quien se establece empatía es golpeado. Los golpes no solo son ficción, hay una parte del cerebro que los hace reales.  Así que la ficción y la realidad comparten una delgada frontera en el cerebro.

El proceso de producción

Producir con calidad es cada día más complejo, en el orden de la técnica y contenido. Demanda un equipo multidisciplinario y sobre todo inversión. También conlleva una formación académica teórica-práctica con las herramientas tecnológicas-digitales de vanguardia. La narrativa del lenguaje audiovisual requiere responsabilidad y ética de parte de los creadores. Todo el tiempo, especialmente en crisis, los mensajes son el corazón de las historias que se cuentan a través de los programas.  

La producción de mensajes mediáticos es una comunicación de frontera, se sitúa a medio camino entre lo que ya sabe el interlocutor y lo que debería saber, entre lo que ya comprende y lo que debería comprender…Pero sobre todo ha de situarse a medio camino entre lo que ya le interesa y lo que sería bueno que le interesara. (Ferrés i Prats, 2014. P. 177)  

Son muchos los motivos por los cuales es inevitable que las instituciones educativas que imparten carreras relacionadas con la producción audiovisual no tomen con seriedad la formación de profesionales de la imagen. Tal es en caso de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El papel de la UNAM

En la Facultad se imparte la carrera de ciencias de la comunicación y una de las especialidades es producción audiovisual. La cual ha estado abandonada durante años, el estudio de televisión es el mismo de hace dos décadas. No se organizan de manera recurrente seminarios, eventos de producción, conversatorios, no hay ninguna actividad que incluya a todos los profesores de la especialidad. Pareciera indicar que a la máxima casa de estudios no le interesa formar profesionales con mirada aguda y crítica en el ámbito de la producción.

Con la llegada de la Dra. Carola García Calderón, como directora interina a la Facultad se vislumbra una esperanza para que haya cambios trascendentales en la creación de la imagen en movimiento, debido a que cuando ella fue la coordinadora de la carrera de Ciencias de la Comunicación se impulsó el trabajo colegiado en la especialidad. Se trabajada en comunidad y los profesores tenían mayor oportunidad en el área.  

Así que, si se quiere un país mejor informado, una sociedad más crítica, que sea capaz de leer los mensajes mediáticos, es necesario invertir en expertos de la producción que sean capaces de sumar la espectacularidad del lenguaje audiovisual y los avances tecnológicos con la impostergable alfabetización en los medios dirigida a una audiencia que, confundida, la mayoría de la veces no sabe distinguir la ficción de la realidad… y claro lo anterior cuesta y mucho….

Bibliografía

Ferrés i Prats, Joan. 2014. Las pantallas y el cerebro emocional. Ed. Gedisa. Barcelona, España

También puedes leer: “Panorama Social de México 2019”

(Visited 19 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar