Escrito por 7:20 am Blog invitado, Salud

La importancia de la familia en tiempos de COVID-19

familia

Mi abuela decía que la familia era lo más importante. Aseguraba que, sin importar dónde estuviera ni en qué situación, mi familia siempre iba a estar para mí. Y es verdad: en cada circunstancia compleja de mi vida me encontré con una mano tendida que me cobijó en los momentos difíciles. Por eso las palabras de mi abuela han sido una lección de vida para afrontar lo que hoy pasa frente a mis ojos.


Por: Alex Mendez (@AlexandroMendez)

“Toma tu sana distancia y quedémonos en casa”. Esa es la frase que escuchamos todos los días en los medios de comunicación para afrontar la grave contingencia de salud pública que le toca vivir a esta generación; y me refiero con generación a todos los que estamos siendo espectadores de esta desgracia sanitaria llamada COVID-19. 

¿Qué rol juega la familia en esta contingencia? Hoy más que nunca las familias tienen que estar unidas en la sana distancia; esto significa que puedes convivir todo el día con tu núcleo familiar (esposa, esposo, hijos) porque vives en el mismo hogar, pero no puedes abrazar a tus padres y hermanos porque están en otro lugar, aunque estés al pendiente de ellos. 

Según el INEGI, en México existen casi 17 millones de hogares clasificados como núcleos, es decir, conformados por el jefe de familia y su cónyuge, el jefe y sus hijos, o el jefe, su cónyuge y sus hijos. Hay entonces 17 millones de familias que deben mantenerse separadas para evitar que esta epidemia se propague cada vez más. 

De esta manera, la crisis de la pandemia, que traerá pérdidas para muchos, también nos ha recordado lo importante que es el núcleo familiar. Habíamos olvidado la sensación de conversar sin tener que hacerlo a través de un smartphone. Hoy ya no corremos contra el tiempo ni volteamos a ver el reloj en la monotonía de un mundo que compite por todo; hoy solo nos ocupamos por saber que los que nos rodean se encuentran sanos o si sufren alguna carencia. Nos hemos hecho más humanos, más sensibles y cercanos. 

Con las redes sociales nos habíamos vuelto fríos e insensibles, cuantificando siempre la aceptación de nuestras ideas en el número de likes que obteníamos; las habíamos convertido en el ecosistema perfecto para mostrar nuestro lado más frívolo. 

Sin embargo, lejos de la banalidad con que las habíamos utilizado, hemos descubierto que las redes sociales son un mecanismo eficiente no solo para mantenernos en contacto con el mundo y generar fuentes de negocio, sino que están jugando un rol fundamental para difundir información sobre la emergencia sanitaria que vivimos y dar a conocer las medidas de prevención. 

Estamos viviendo una contingencia que no respeta sexo, edad ni condición social. Una contingencia que saca nuestro lado humano y empático por quienes tienen a un miembro de su familia en una camilla de hospital, o peor, por quienes han perdido a un ser querido.

“Cuídate tú para que cuides a todos”. Una frase que muestra la solidaridad humana, que nos recuerda que todos necesitamos de todos, que hoy todos somos una familia, sin importar si somos cercanos o no, o si tenemos algún parentesco. Hoy no es el momento de discriminar o de polarizar a la sociedad; hoy todos debemos cuidarnos, como familia, como un mismo núcleo. 

Estoy convencido de que, mientras no exista una vacuna, el mejor antídoto es cuidar de los demás, cuidándonos a nosotros mismos. Mantenernos sanos y aislados ayudará a que nuestra familia, amigos y entorno se mantengan sanos también. Cuidar de los demás es una muestra de nobleza que tal vez nadie te agradezca, pero es algo que tú sabrás que hiciste bien.

Estamos viviendo una gran lección como sociedad; abramos la mente y corazones a una nueva etapa, una etapa donde la esperanza, el amor y la solidaridad sean los protagonistas. Mostremos que la sociedad es una gran familia.


Dejo mis redes sociales para cualquier comentario:

Facebook: Alex Méndez | Instagram: alexandromg9 | Twitter: @AlexandroMendez 

Alexandro Méndez es jefe de oficina de Recaudación de Los Mochis, Sinaloa. Es maestro en Administración Pública y doctorando en Administración Pública por la Universidad Anáhuac del Norte. Es profesor de asignatura en la maestría en Administración Pública de la Universidad Tecnológica de México.

(Visited 21,727 times, 8 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar