Escrito por 5:00 am Andrea Rodríguez, Blogs, Cultura

Mi cerebro y mi aprendizaje… Una historia por contar

Cerebro y aprendizaje

La sociedad se comporta de acuerdo con la instrucción que ha recibido. Los resultados de las acciones de una comunidad son multifactoriales, pero existe un componente que se aprecia de inmediato… la educación. En estos tiempos de pandemia, hay acciones ciudadanas que sorprenden al no acatar las mínimas recomendaciones sanitarias, por ejemplo, el uso del cubreboca. Desafortunadamente lo natural es no respetar las actuales reglas de convivencia. Hay que pensar pues: “Mi cerebro y mi aprendizaje… una historia por contar”.

“El ser humano es lo que la educación hace de él”

Francisco Mora, doctor en neuroeducación

Sigue a la autora en Twitter: @andrearoriguez2

La sociedad se comporta de acuerdo con la instrucción que ha recibido. Los resultados de las acciones de una comunidad son multifactoriales, pero existe un componente que se aprecia de inmediato… la educación. En estos tiempos de pandemia, hay acciones ciudadanas que sorprenden al no acatar las mínimas recomendaciones sanitarias, por ejemplo, el uso del cubreboca. Desafortunadamente lo natural es no respetar las actuales reglas de convivencia.

Lo anterior es sólo una prueba que la educación puede marcar el rumbo de una nación. En este sentido la enseñanza es eficiente en dos escenarios; cuando el Gobierno tiene planes de estudios integrales adecuados a los contextos socioculturales de los alumnos y profesores con una vocación por la docencia, casi tal elevada como una formación en humanidades. Incluso aunque se tenga el primer punto, sin el acompañamiento de un docente sensible a lo humano no hay plan de estudios que funcione.

El Dr. Francisco Mora, experto en neuroeducación afirma que los “Maestros son la joya de la corona de un país” (2019) porque son ellos quienes acompañan y forman a los alumnos en el camino de aprendizaje, al transferir emoción en cada una de sus actividades. El éxito del aprendizaje no está en la memorización. Sino en usar de manera inteligente la acumulación de datos, al reflexionar y asociar para qué sirven en un contexto cotidiano.  

Oakley (como se citó en Zarate, 2019) asegura que la neuroeducación explica que las conexiones necesarias para el aprendizaje se producen en la memoria de largo plazo, situadas en el neocórtex: “Cuando se aprende algo bien es porque se ha almacenado en la memoria de largo plazo y ese conocimiento después es utilizado por la memoria de trabajo, que está en el córtex prefrontal”.

Es justo en la memoria de trabajo que la guía del profesor es fundamental, porque representa una actividad intuitiva y emocional al encontrar una razón para recordar. Ese es el momento creativo, cuando gracias a la grandeza del cerebro se usa lo que se recuerda, y se le da vida a un concepto, a una anécdota, a un número, al encontrarle un sentido.

Desde este estadio, vale la pena aprender de la neuroeducación porque explica que somos lo que somos gracias a esa capacidad plástica que tiene el cerebro de transformarse con las palabras, con la emoción, con los sentimientos que se permitan en cada cultura. Este es el punto de comparación entre una sociedad que propicie el bien común, la expresión de la sana convivencia, en donde se observe al otro como a uno mismo, de una sociedad mezquina, egoísta, ignorante de su propia condición humana.

Si se implica a la neuroeducación en el discurso pedagógico se podrán encontrar nuevas formas de cómo fortalecer las dinámicas cognitivas dentro y fuera de aula. Se aprenderá a aprender. Mora (2019) afirma que la neuroeducación es una visión de enseñanza basada en el cerebro….que significa evaluar y mejorar la preparación del profesor, y ayudar y mejorar el proceso de quien aprende.

El profesor está llamado a observar la actividad de la enseñanza desde un prisma multifactorial. La psicología, la sociología, la neurociencia, la biología genética son algunas de las disciplinas que se hacen necesarias para comprender un proceso de enseñanza-aprendizaje de alto nivel.

Dentro de los parámetros educativos de cada sociedad cabe reflexionar en lo que Jean Paul Sartre, filósofo francés sostenía “Somos lo que hacemos con lo que hicieron de nosotros”. En este sentido, vale la metáfora “Somos lo que nuestro cerebro nos permite ser. El origen del diálogo externo está en nuestros órganos internos”. Se está en un termino medio si no se conoce la participación del cerebro en cada decisión pedagógica que se toma.

Cada individuo contará una historia, en la cual probablemente su acompañante sea un profesor o profesora. Debido a que es inolvidable quien en la vulnerabilidad de la infancia o la adolescencia te escucha, confía en ti, cree en tus habilidades, minimiza tus defectos y te dice lo más valioso que se quiere escuchar “lo puedes lograr”.  El  escritor Albert Camus, (El extranjero, Mito de Sísifo, El primer hombre)  Premio nobel de literatura 1957 escribió una carta a su profesor:

Querido señor Germain:

“…He recibido un honor demasiado grande, que no he buscado ni pedido. Pero cuando supe la noticia, pensé primero en mi madre y después en usted. Sin usted, sin la mano afectuosa que tendió al niño pobre que era yo, sin su enseñanza y su ejemplo, no hubiese sucedido nada de todo. No es que dé demasiada importancia a un honor de este tipo. Pero ofrece por lo menos la oportunidad de decirle lo que usted ha sido y sigue siendo para mí, y de corroborarle que sus esfuerzos, su trabajo y el corazón generoso que usted puso en ello continúan siempre vivos en uno de sus pequeños escolares, que, pese a los años, no ha dejado de ser su alumno agradecido. Lo abrazo con todas mis fuerzas” Albert Camus

Sólo quien tiene la sensibilidad de ver en lo humano un tesoro puede aprender o enseñar con tanta dignidad, aprecio y pasión.  ¿Usted también tiene un profesor Germain?

Bibliografía

Camus, Albert. 2019. El primer hombre. Ed. Tusquets. España

Mora, Francisco. 2019. “El maestro es la joya de la corona de un país”. #Aprendamosjuntos. BBVA. Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=tUuaB-TcQw0

Mora, Francisco. 2013. Neuroeducación. Alianza Editorial.

Frase clave: Mi cerebro y mi aprendizaje… una historia por contar

También puedes leer: “Panorama Social de México, 2019”

(Visited 177 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar