Escrito por 6:30 pm Mundo, Salud • Un Comentario

Conoce la nueva guía de la OMS para el uso de cubrebocas

uso de cubrebocas

La Organización Mundial de la Salud dio a conocer sus nuevas recomendaciones para un mejor uso de cubrebocas, a fin de que la población se proteja de forma más efectiva durante la pandemia:

  • Lavarse las manos antes de ponerse la mascarilla
  • Inspeccionar la mascarilla en busca de roturas o agujeros y no utilizar una mascarilla dañada
  • Colocar la mascarilla con cuidado, asegurándose de que cubra la boca y la nariz, ajustarla al puente nasal y atarla firmemente para minimizar cualquier espacio entre la cara y la mascarilla. Si usa orejeras, hay que asegurarse de que no se crucen, ya que esto ensancha el espacio entre la cara y la máscara
  • Evitar tocar la mascarilla mientras se usa. Si la mascarilla se toca accidentalmente, debe lavarse las manos
  • Retirarse la mascarilla utilizando la técnica adecuada. No toque la parte delantera de la máscara, desátela por detrás
  • Reemplazar la mascarilla tan pronto como se humedezca con una nueva limpia y seca
  • Desechar la mascarilla o colocarla en una bolsa de plástico resellable limpia donde se guarde hasta que se pueda lavar y limpiar. No guarde la mascarilla alrededor del brazo o la muñeca ni la tire hacia abajo para que descanse alrededor de la barbilla o el cuello
  • Lavarse inmediatamente después de desechar la mascarilla
  • No reutilizar las mascarillas de un solo uso y desecharlas adecuada e inmediatamente
  • No se quite la máscarilla para hablar
  • No comparta su máscarilla con otras personas
  • Lave las mascarillas de tela con jabón o detergente y preferiblemente con agua caliente (al menos 60 ° Centígrados / 140 ° Fahrenheit) al menos una vez al día. Si no es posible lavar las mascarillas en agua caliente, lave la mascarilla con jabón / detergente y agua a temperatura ambiente, y luego hirviendo la mascarilla durante 1 minuto

La OMS recomienda mascarillas de tela caseras de estructura de tres capas:

  • Capa interna de material hidrófilo
  • Capa externa de material hidrófobo
  • Capa hidrófoba intermedia para mejorar la filtración o retener las gotas.

Las máscaras de tela fabricadas industrialmente también deben cumplir con los umbrales mínimos relacionados con los tres parámetros esenciales: filtración, transpirabilidad y ajuste, indica.

Además, la organización recomendó que sean utilizadas siempre por el público en general en lugares cerrados como tiendas y lugares de trabajo que no cuenten con una ventilación evaluada como adecuada o si no pueden mantener una distancia física de al menos un metro.

“Aunque se pueda mantener la distancia, si la ventilación no cumple con los requisitos de las instituciones nacionales respecto al SARS-COV2 en términos de temperatura y humedad, por ejemplo, las mascarillas siempre deben ser utilizadas como medida preventiva”, advirtió.

Para los lugares al aire libre, la OMS recomienda el uso de cubrebocas no médicos de tela, de tres capas y con un filtro en el medio, y se desaconseja usar coberturas faciales con válvulas, puesto que omiten la función de filtración de la máscara de tela, lo que las hace inservibles.

“Si llevas una mascarilla con válvula y estás infectado puedes estar expulsando aerosoles infectados. En otras palabras, anula el propósito de llevar una mascarilla”, explicó al respecto Michael Ryan, director de emergencias de la OMS.

La OMS recordó que el uso correcto del cubrebocas no basta por sí mismo, sino que debe sumarse a las demás medidas de prevención y control de infecciones, tales como:

  • Higiene de manos
  • Distancia física de al menos un metro
  • Evitar tocarse la cara
  • Cubrirse al toser o estornudar
  • Ventilación adecuada en ambientes interiores
  • Realización de pruebas y rastreo de contactos
  • Cuarentena y aislamiento.

“Juntas, estas medidas son fundamentales para prevenir la transmisión de persona a persona de la enfermedad”, señala el organismo.

¿Se deben usar caretas o faceshields?

“Las caretas, visores o faceshields brindan un nivel de protección ocular únicamente y no deben considerarse como un equivalente a las mascarillas con respecto a la protección contra las gotas respiratorias”, señala la OMS. Por lo tanto, su uso se recomienda por la capacidad que tienen para proporcionar protección ocular contra salpicaduras químicas.

Las pantallas faciales pueden considerarse como una alternativa cuando no hay a la mano un cubrebocas, pero su protección es inferior en cuanto a transmisión y prevención.

“Si se van a utilizar protectores faciales, hay que asegurarse de que el diseño sea adecuado para cubrir los lados de la cara y debajo del mentón”, indica.

(Visited 3,285 times, 2 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar