Escrito por 7:30 pm Salud

Más de 60 millones de personas en América viven con diabetes

diabetes

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) informó que en nuestro continente más de 60 millones de personas viven con diabetes, principalmente diabetes tipo 2, y se estima que para 2040 sean más de 100 millones los adultos del continente que tengan esta enfermedad.

Dio a conocer también que, en la región, más de 340 mil personas al año mueren por complicaciones relacionadas con este padecimiento. Si no se logra controlar, la diabetes puede provocar ceguera, enfermedades renales del corazón y amputaciones.

A lo anterior se suma la llegada del COVID-19, con más de 21 millones de casos en el continente, los cuales siguen en ascenso, y que se ha descubierto desde el inicio de la pandemia que la diabetes incrementa el riesgo que se el COVID-19 se agrave.

Por ello, la OPS ha pedido a los países de la región volcar sus esfuerzos en el control de la diabetes y prevenir sus complicaciones, principalmente en relación con el COVID-19, al ser de los grupos de población que se encuentran en mayor riesgo de enfermar gravemente si contraen el virus.

“Estamos doblemente preocupados por el riesgo que la diabetes puede significar para quienes viven con la enfermedad en general y durante la pandemia en particular”, ha señalado Carissa F. Etienne, directora de la OPS.

La OPS ha hecho un llamado para que quienes viven con diabetes tengan acceso a los servicios de atención primaria de la salud y puedan continuar su tratamiento en medio de la pandemia por COVID-19.

El impacto del COVID-19

La OPS/OMS informó que en una encuesta reciente pudo documentar que en más de la mitad de los países de las Américas los servicios de manejo de la diabetes y las complicaciones diabéticas se habían interrumpido durante la pandemia, con un acceso limitado a los medicamentos y tecnologías esenciales.

“Muchas personas pueden no estar recibiendo su medicación para la diabetes o pueden no estar accediendo a la atención que necesitan para controlar su enfermedad, algo que es muy preocupante, dado que quienes viven con diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar formas graves de COVID-19”, alertó Anselm Hennis, director del Departamento de Enfermedad No Transmisibles y Salud Mental de la OPS.

Frente a ello, la OPS instó a los países a asegurarse de que la atención de la diabetes esté totalmente disponible para los pacientes durante la pandemia y pidió a los profesionales de la salud asegurarse de que los diabéticos comprendan los múltiples riesgos que corren actualmente.

“Mientras que muchos pueden tener miedo de visitar una clínica, ahora no es el momento de saltarse las revisiones de la diabetes”, advirtió la Directora de la OPS. “Todavía pueden recibir atención y sus recetas, pero deben recordar practicar el distanciamiento físico, lavarse las manos con frecuencia y usar mascarillas”, resaltó Etienne.

La organización pidió insistir en dar seguimiento al control de su enfermedad, además de apoyarlos a llevar una vida más sana, con mayor actividad física y alimentación saludable.

Insistió en que las complicaciones por la diabetes pueden prevenirse mejorando el tratamiento y la calidad de la atención. La diabetes puede prevenirse mediante políticas de salud y fiscales, legislación, cambios en el medio ambiente y la sensibilización del público para evitar los factores de riesgo, entre ellos la obesidad, la dieta poco saludable y los estilos de vida sedentarios.

(Visited 36 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar