Escrito por 3:00 am Salud • Un Comentario

¿Cómo usar el cloro contra el COVID-19?

cloro

El cloro puede utilizarse únicamente como un elemento para la desinfección de nuestro hogar, trabajo y demás espacios. Sin embargo, hay que saber utilizarlo, ya que al mezclarse con otros ingredientes podría ocasionar daños graves en la salud.

Sigue a México Social en Twitter: @MexicoSocial_

¿Qué es el cloro?

La OPS ha recomendado desde el inicio de la pandemia no ingerir productos a base de dióxido de cloro o clorito de sodio ni utilizarlos por vía intravenosa, intraarterial, intramuscular o subcutánea, ya que no existe evidencia sobre su eficacia y, al contrario, consumirlo podría ocasionar efectos adversos muy graves en el organismo.

Sin embargo, existen opciones para utilizarlos como medida de prevención para limpiar superficies en el hogar y trabajo sin correr riesgos, ya que se trata de un compuesto químico altamente corrosivo, tóxico y oxidante.

El pertenece al grupo de los halógenos y es uno de los elementos más abundantes en la naturaleza, aunque no en estado puro, sino al formar los cloruros, cloritos y cloratos. Es una sustancia altamente tóxica, oxidante y reactiva, por lo que se debe usar con mucho cuidado.

El hipoclorito de sodio actúa frente a las materia orgánicas y las oxida, lo que facilita la eliminación de manchas. Por ello es muy extendido su uso para lavar ropa, aunque esta tiene que ser blanca, ya que el cloro oxida sus colorantes.

Asimismo, el cloro es capaz de generar un cambio estructural de las proteínas o ácidos nucleicos, al romper y eliminar sus enlaces.

Te puede interesar: “1,050,382 muertes totales en 2020”

¿Cómo actúa?

El hipoclorito reacciona frente a la materia orgánica, pertenezca o no a un organismo vivo o a un material inorgánico. Aunque los virus no son considerados como organismos vivos, estos pueden infectar célular y dañar tejidos y órganos.

Por eso, al utilizar una solución de hipoclorito con agua, se presenta una reacción que desnaturaliza a los virus y lo desnaturaliza, generando un cambio estructural en sus proteínas o ácidos nucleicos.

El virus del SARS-CoV-2 es de ARN y está cubierto por una capa lipídica y proteínas que facilitan al virus reconocer cuáles son las células “receptoras” e infectarlas.

El contagio de este virus se da a través del contacto directo y también a través del aire y las superficies, por lo que, además del uso del cubrebocas y el gel antibacterial, es necesario desinfectar superficies y objetos de manera constante.

Te puede interesar: “Repensar la vida a través de la muerte”

Desinfectar es muy importante

Los productos con cloro deben utilizase en bajas concentraciones, ya que usarlos en grandes cantidades puede ocasionar daños crónicos, ya que el gas liberado afecta a los pulmones.

Entre los efectos que pueden presentarse tras usar cloro para limpiar espacios, objetos y superficies se encuentra: irritación en nariz y mucosa de los ojos, dolor de garganta, tos y estornudos.

Es sumamente importante no mezclar el hipoclorito con otros productos de limpieza, ya que se trata de un químico altamente reactivo que puede generar gases o compuestos tóxicos que provocan afectaciones severas a la salud y, en algunos casos, incluso la muerte.

“Ante la emergencia sanitaria es importante conocer el uso y las dosis adecuadas para llevar a cabo la desinfección, pues su desconocimiento podría llevarnos a mezclar productos y generar un daño severo en nuestra salud”, advierten especialistas de Ciencia UNAM.

Asimismo, si una persona resulta ser hipersensible al hipoclorito, la recomendación de los expertos es mejor usar otro producto desinfectante y jabón.

Ve también: OPS reitera: productos con cloro no curan el COVID-19

Con información de: CIENCIA UNAM

Envíanos un whats app
Envíanos un WhatsApp y #HazViralLoSocial
(Visited 246 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar