Escrito por 5:00 am Andrea Rodríguez, En Portada, Notas

La estrategia de la eliminación nunca funcionará en la educación

La educación no cambia al mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo”                                                                              Paulo Freire

Trece programas que atendían a población vulnerable quedaron en ceros, no habrá incentivos para el deporte, tampoco para la educación de calidad de adultos. Así lo dejó asentado el presupuesto 2021 destinado para la SEP. Esos trece planes afectan a niños y niñas que por su contexto familiar requerían quedarse más tiempo en la escuela, a la niñez indígena y rural, a los menores migrantes, a los adultos con rezago educativo y en consecuencia a profesores, padres y madres de familia, pero también es un duro golpe para todos nosotros como colectividad.

Lee el artículo: Para 463 millones de niños la educación a distancia no existe

En el 2019, la Secretaría de Educación Pública argumentaba que su nuevo modelo educativo llamado Nueva Escuela Mexicana (NEM) generaría cambios favorables en los contenidos de las asignaturas y que su guía sería la Agenda de Paz, disposición de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para el desarrollo humanístico de la educación. Sin embargo, resulta incomprensible que una de las estrategias para llevar a cabo los estatutos de la NEM era justo el aprovechamiento e incremento de las escuelas con horario extendido. Debido a que este modelo de enseñanza se concentra en la erradicación de conductas violentas y ofensivas, como la discriminación, el racismo, el clasismo y el abandono escolar por medio de actividades relacionadas con el deporte, el medio ambiente, el arte y la música.

Hace un año se habló sobre la exitosa implementación de la Nueva Escuela Mexicana, la Educación Emocional, la Reforma Educativa, en ese entonces el subsecretario de educación básica Gilberto Guevara Niebla  sugirió que: “la estrategia sería aumentar las escuelas de tiempo completo; instrumentar un mecanismo para entregar de manera directa los recursos de la SEP a las escuelas; dotarlas con servicios de cocina, comedor y alimentación en las zonas más pobres; y asegurar que tuvieran infraestructura digna, con energía eléctrica, agua potable, baños limpios, y conexión a internet”, (Guevara, citado por Hernández, 2019). Desafortunadamente lo anterior no sucederá.  

En el discurso oficial de la SEP hay una sobrada preocupación por la inclusión, la convivencia pacífica, la estimulación de actitudes justas e igualitarias y el trabajo colaborativo, lo anterior sólo es posible en espacios abiertos, disposición docente y programas que promuevan dichas acciones. Se observa difícil entender la forma de erradicar la discriminación si no hay modelos aplicados a la práctica, como el propio que se genera en la educación indígena, el cuál sufre un duro desaire al quedar sin un peso. Menuda tarea la de un profesor cuando explique a sus alumnos que la discriminación genera odio, violencia y es producto de la ignorancia y mencione que la misma Secretaría eliminó programas y estrategias que abordaban esos temas de manera permanente.

Así es, la incongruencia provoca locura. Lo que proporcionaban la mayoría de las opciones eliminadas era tiempo, espacio, desarrollo psicosocial y contenido intercultural para atender parte de la agenda de la NEM, por ejemplo, el Programa de desarrollo de aprendizajes significativos, propone una interacción lúdica entre profesores y alumnos para resolver dudas en materias como matemáticas, lectoescritura, y el idioma inglés. Lo que deriva en niños mejor preparados para la demanda educativa y los coloca en un plano equitativo e inclusivo.

Los programas que se eliminan son: Programa de Escuelas de Tiempo Completo; Formación y certificación para el trabajo; Programa de expansión en la oferta educativa en educación media superior y superior; Fortalecimiento a la excelencia educativa; Programa de Carrera de docentes Desarrollo de aprendizajes significativos de educación básica; Programa Nacional de convivencia escolar; Atención a la diversidad de la educación indígena; Atención educativa de la población escolar migrante; Programa Nacional de reconstrucción; Evaluaciones confiables de la calidad educativa y difusión oportuna de los resultados; Programa de Formación de recursos humanos basados en competencias; Sistema de información y gestión educativa.

Lo anterior es un claro desacato a lo que establece la Ley General de Educación en los  artículos 3o., 8o., 12o. fracciones III, IV y V y 16o en donde “se establece que el Estado está obligado a prestar servicios educativos con equidad y excelencia que garanticen el máximo logro de aprendizaje de los/as alumno/os/as y que el criterio que orientará la educación que imparta el Estado y los organismos descentralizados será de excelencia, entendiéndose por ésta la congruencia entre los objetivos, resultados y procesos del sistema educativo, conforme a las dimensiones de eficacia, eficiencia, pertinencia y equidad”[i]

Uno de los argumentos institucionales es que el 63 % de la partida presupuestal destinada a los mencionados planes será para el programa la Escuela es nuestra que básicamente consiste en entregar recurso a los padres de familia con la finalidad de mejorar infraestructura educativa, como artículos de computación, gastos de internet y pago de asesorías o tutorías[ii].

Sin embargo, cuál es la garantía que los progenitores realmente ocupen el mencionado bono para esos fines y cuáles son las posibilidades que les alcance para adquirir lo que un niño necesita para estudiar a distancia. Basta recordar que hoy en día para muchas familias lo más importante es cubrir las necesidades más básicas como alimentación, salud, vivienda, pero ¿entre ellas también estará la educación, para gastar el poco dinero que se tiene en una computadora? 

También te puede interesar: El inmenso reto de frenar el abandono escolar

Referencias

Hernández Fernández, Jimena. 2019. La “nueva escuela mexicana”, ¿una “cuarta transformación en materia educativa?” Revista Nexos. México. Recuperado de https://educacion.nexos.com.mx/?p=1807


[i]http://educacion.chihuahua.gob.mx/daseb/sites/default/files/documentos/REGLAS%20DE%20OPERACION%20Desarrollo%20de%20Aprendizajes%20Significativos.pdf

[ii] https://www.elheraldodesaltillo.mx/2020/09/17/dejan-sin-recursos-a-escuelas-de-tiempo-completo/

(Visited 29 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar