Escrito por 2:00 am Desigualdades, Destacados, En Portada, Mario Luis Fuentes, MS en Excélsior, Pobreza

Menos empleos y más precarios

Una de las más preocupantes consecuencias de la pandemia en nuestro país, es la pérdida masiva de empleos, su lenta recuperación, además de que, cuando ésta se da, lo hace con puestos de trabajo de menores remuneraciones, pero también de menos prestaciones económicas y sociales. Tenemos así que, en marzo del 2021, hay menos empleos y más precarios, que los existentes en enero de 2020.

Puedes seguir al autor en Twitter @MarioLFuentes1

Millones desocupados

De acuerdo con la información de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, levantada y procesada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en su edición de los meses de enero, febrero y marzo del 2021, México enfrenta severos impactos de la recesión económica en su capacidad de generación de empleos. En efecto, mientras que en enero del 2020 había 2.16 millones de personas desocupadas en el mismo mes, pero de 2021, la cifra llegó a 2.58 millones de personas en la misma condición.

lee el articulo: Creación de empleos bajó de 661 mil a 342 mil en un año

Para el mes de febrero de 2020, la cifra de personas desocupadas fue de 2.064 millones, mientras que en febrero de 2021 la cifra se ubicó en 2.42 millones. Finalmente, en marzo del 2020, la cifra de personas desocupadas se estimó en 1.68 millones, mientras que, en marzo de 2021, la cifra se ubica en 2.17 millones de personas desocupadas en el país. De esta forma, si se compara enero de 2020, cuando iniciaba la pandemia de la COVID19, con marzo de este año, el saldo es negativo en el orden de casi 20 mil empleos menos.

Fuente: Elaboración propia con base en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, mensual, INEGI, www.inegi.org.mx

Menos empleos y más precarios

Los datos del INEGI muestran que los empleos son menos y más precarios. En efecto, mientras que en enero de este 2021 había un 5.87% de la población ocupada que no recibe ingresos por su trabajo, para el mes de febrero el indicador fue de 5.1%; pero en marzo hubo un nuevo repunte a 5.34%, es decir, 2.87 millones de personas que no tienen percepciones salariales por su trabajo.

Por su parte, el porcentaje de quienes perciben ingresos de hasta un salario mínimo pasó de 25.59% de quienes trabajan en enero de 2021, a 26.44% en marzo; en números absolutos son 14.22 millones de personas. Por su parte, quienes perciben de 1 a 2 salarios mínimos, pasaron de 35.72% a 36.16%, es decir, 19.44 millones.

De otra parte, el porcentaje de quienes ganan de 2 y hasta 3 salarios mínimos se redujo de 13.7% a 12.2% entre enero y marzo de 2021. El porcentaje de quienes ganan de 3 a 5 salarios mínimos mostró también un ligero retroceso al pasar de 5.94% en enero a 5.73% en marzo de 2021. Mientras que el grupo que percibe 5 salarios mínimos o más se mantuvo prácticamente constante con 1.97% en enero y 1.98% en marzo.

Fuente: Elaboración propia con base en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, mensual, INEGI, www.inegi.org.mx

Sin acceso a la salud

Además de la precariedad salarial, las y los trabajadores mexicanos están expuestos a enormes riesgos, pues prácticamente dos de cada tres carecen de prestaciones médicas vinculadas a su trabajo. En efecto, en marzo de 2021 se estima que el 62.1% de quienes están ocupados, no tienen servicios de salud como prestación laboral. Preocupantemente, este indicador es superior al registrado en enero de 2021, cuando el indicador fue de 60.9% sin acceso a servicios médicos.

Asimismo, es importante decir que según el INEGI, en marzo de 2021 hubo 15.41 millones de personas ocupadas en el sector informal, cifra superior a los 14.6 millones estimados en enero de este año.

También te podría interesar: En México, más del 50% de los empleos son informales

(Visited 181 times, 3 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar