Escrito por 8:00 pm Contenido

¿Qué, cómo y cuánto se produce en el campo mexicano?

campo mexicano

El Inegi y la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural dieron a conocer los resultados de la cuarta edición de la Encuesta Nacional Agropecuaria (ENA) 2019, los cuales sirven para conocer más a fondo el campo mexicano y las actividades ganaderas y agrícolas que se llevan a cabo en el país.

La Encuesta se realizó con base en la información de 69,124 unidades de producción de 29 productos agrícolas y cinco pecuarios representativos a nivel nacional y regional. El 47% de las unidades que producen granos como maíz, trigo, frijol, arroz y sorgo venden toda o parte de su producción.

De los productores agropecuarios responsables de la toma de decisiones, el 83% son hombres y el 17% son mujeres. Asimismo, 9 de cada 10 tienen 40 años o más y una cuarta parte habla alguna lengua indígena (de los cuales, también el 17% son mujeres y 83% son hombres).

Además, del total de personas que contribuyen en el desarrollo de las actividades agropecuarias, 12.4% son los productores, 25.4% colaboran como mano de obra no remunerada ofamiliares del productor y el 57.1% es la mano de obra remunerada.

Sobre las tecnologías agropecuarias, la ENA señala que prevalece el uso de fertilizantes químicos, con el 67.4%, sobre el de los abonos naturales, el cual emplean un 24.4%. Asimismo, el 60.2% utiliza coa o azadón para la cosecha, mientras que únicamente el 29.2% usa sembradoras.

“En cuanto al riego, el principal sistema utilizado es por gravedad o rodado, reportado por 74.9% del total de unidades de producción, principalmente mediante canales de tierra”, indica el Inegi.

Asimismo, el 37.7% de las unidades utilizan alguna TIC, principalmente el teléfono celular, en el 88.1% de los casos, seguido por el teléfono fijo, con el 19.8 por ciento. El internet solo se utilizó en el 7.9% de las unidades de producción.

Finalmente, las principales problemáticas, reportadas por el 73.8% de las unidades, son el alto costo de insumos y servicios como el combustible, la energía eléctrica, las semillas, los fertilizantes y la mano de obra, entre otros.

La Encuesta revela que solamente el 8.4% de las unidades de producción obtuvieron algún crédito o préstamo y que el 87.1% de los productores lo destinaron a la compra de materia prima, 41.7% lo usó para el pago de mano de obra y únicamente el 5.1% lo destinó a la compra de maquinaria o equipo.

Producción y consumo de granos

Más de la mitad de las unidades de producción de granos, el 53.1%, comercializan sus productos con intermediarios y solamente una cuarta parte lo hace directamente con el consumidor y únicamente el 8.4% obtuvieron algún crédito o préstamo.

“La principal problemática, reportada por los propios productores es el alto costo de insumos y
servicios como son: combustible, energía eléctrica, semillas, fertilizantes y mano de obra”, señala la encuesta.

En cuanto a la producción de granos para el autoconsumo, el 27.5% de las unidades lo destinan al consumo del ganado, 75.4% para consumo familiar y 58% a la obtención de semilla para siembra.

La producción de trigo se da casi toda (99%) en unidades de producción que cuentan con superficies sembradas mayores a cinco hectáreas.

Las unidades de producción de hasta cinco hectáreas participan con 44.8% de la superficie cultivada con maíz blanco; con 32.4% de la superficie sembrada de maíz amarillo y con 30.7% de la destinada a la siembra de caña de azúcar.

La producción del maíz grano se da en mayor proporción en las unidades con superficie sembrada mayor a cinco hectáreas que en las más pequeñas, siendo mayor el porcentaje en el caso del maíz amarillo (84.4%) que en el maíz blanco (75%).

En cuanto al frijol de riego, las unidades mayores a cinco hectáreas participan con el 88.5% de la
superficie sembrada. La producción de frijol de temporal se concentra en las unidades que cuentan con menos de 30 hectáreas de superficie sembrada, con el 66.7 por ciento.

Respecto a la tecnología de bovinos, aplicada para incrementar la cantidad y mejorar la calidad de la producción, se puede apreciar que la vacunación es utilizada por el 74.8% de las unidades de
producción, la desparasitación interna también por 74.8%, y el baño contra parásitos de la piel por 64.6%. El uso de alimento balanceado es por el 35.1% de las unidades.

(Visited 35 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar