Escrito por 4:00 pm Igualdad de género

Brecha salarial de género: mujeres ganan 16% menos que los hombres

brecha salarial

Aunque hombres y mujeres tienen el derecho a recibir igual remuneración por trabajo de igual valor, de acuerdo con ONU Mujeres, la brecha salarial de género a nivel mundial es del 16%. Lo anterior significa que en promedio una mujer gana solo el 84% respecto del 100% que percibe un hombre por un trabajo de igual valor.

“La brecha salarial de género está arraigada en desigualdades sistémicas. Las mujeres, y las mujeres migrantes en particular, están excesivamente representadas en el sector informal en todo el mundo”, señala el organismo, y apunta que “la igualdad salarial importa porque es una injusticia flagrante y somete a millones de mujeres y familias a vidas de pobreza arraigada y brechas de oportunidades”.

ONU Mujeres destaca que las diferencias salariales tienen consecuencias negativas diarias y reales para las mujeres y sus familias. Peor aún: si se trata de mujeres afrodescendientes, inmigrantes o si son madres, esta brecha se ensancha.

“A las madres trabajadoras se les paga menos en promedio que a las mujeres que no son madres, y la disparidad aumenta a medida que aumenta el número de hijas o hijos que tiene una mujer”.

Además, los roles de género tradicionales preservan también las desigualdades salariales, “determinando” los empleos con mejores salarios y las mayores oportunidades de ascenso y contratación.

Este año, en medio de una crisis puede llevar a 435 millones de mujeres y niñas a la pobreza extrema, sobreviviendo con menos de dos dólares al día, la situación se vuelve mucho más alarmante.

Trabajo de igual valor: labor igual o similar o aquella actividad que no es igual pero tiene el mismo valor y merece el mismo salario.

Remuneración: sueldo básico, sumado a todos los demás elementos de los ingresos, es decir, la compensación total de un trabajador(a).

Según el Informe Mundial sobre Salarios 2018, en el que se calculan las disparidades de remuneración entre hombres y mujeres, esta es la brecha salarial de género en México:

Fuente: OIT (https://www.ilo.org/global/about-the-ilo/multimedia/maps-and-charts/enhanced/WCMS_650872/lang–es/index.htm)

No solo en el trabajo: también en casa

Según el organismo internacional, pese a los avances que se habían registrado para reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres, lalcanzar la paridad económica de género tardará por lo menos 257 años.

El salario promedio de las mujeres trabajadoras es generalmente más bajo que el de los hombres en todos los países y para todos los niveles de educación y grupos etarios. Quizás las mujeres en las industrias dominadas por los hombres ganen más que aquellas en las industrias dominadas por las mujeres, pero la brecha salarial de género persiste en todos los sectores.

“Además de la excesiva representación en empleos vulnerables e informales, las mujeres realizan tres veces más cuidados y trabajos domésticos que los hombres, a nivel global”, señala ONU Mujeres. Es decir, no solo trabajan en horarios iguales o similares a los de los hombres, sino que en casa están a cargo de las tareas domésticas y el cuidado de niños y adultos mayores.

Al respecto, hay que destacar declaraciones recientes de Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, quien afirma que “el papel del Estado y las políticas públicas serán fundamentales para generar una economía del cuidado, que es clave en la recuperación. Para ello se va a requerir un pacto fiscal con foco en las mujeres, reorientando recursos a la inversión, a la creación de empleo y a la inclusión digital y financiera de las mujeres”.

Hay que buscar soluciones

Desde que inició la pandemia, más de 305 millones de puestos de trabajo a tiempo completo desde el comienzo de la pandemia, lo que ha afectado a las mujeres igual o más que a los hombres.

“Se proyecta, además, el cierre de más de 2.7 millones de microempresas formales en la región, con gran impacto para las mujeres comerciantes y productoras”, señaló Alicia Bárcena durante la cuarta edición de la Jornada Internacional Mujeres que Hacen e Inspiran.

“En la región se ha avanzado en políticas, pero debemos concentrar más el apoyo hacia las mujeres”, advirtió.

Al respecto, ONU Mujeres medida que más mujeres se enfrentan a dificultades económicas debido a la COVID-19, la lucha por la igualdad salarial cobra una nueva urgencia porque quienes ganan menos son quienes más daños sufren por la discrepancia en los ingresos. 

Acciones para promover la igualdad salarial

Alicia Bárcena advirtió que el PIB de la región va a caer 9.1% y el desempleo va a llegar a 44 millones de personas, la pobreza va a aumentar en 118 millones de mujeres, además de que la sobrecarga del trabajo de cuidados se va a concentrar en los hogares más pobres.

Señaló además que una de cada tres mujeres de la región no tiene ingresos propios y la crisis derivada del COVID-19 puede significar un retroceso de más de 10 años en la participación de las mujeres en el mercado laboral.

En este contexto, ONU Mujeres señala que cerrar la brecha salarial de género requiere de un conjunto de medidas que promuevan el trabajo decente para todas las personas. Esto incluye medidas que promuevan la formalización de la economía informal y protejan jurídica y efectivamente a quienes trabajan de manera informal, y les empoderen para defender mejor sus intereses.

Bárcena exhorta a la construcción de sistemas integrales de cuidado y que se considere al trabajo de cuidado como un bien público:

“Somos las mujeres quienes damos esta infraestructura, por eso es necesario crear una sociedad del cuidado. Hay que tomar medidas muy concretas, por ejemplo, garantizar un ingreso básico a mujeres en situación de pobreza que están en la economía del cuidado, comenzando con el primer y segundo quintil, y al menos garantizar un salario mínimo a las y los trabajadores en servicios esenciales, lo que puede realmente impulsar el PIB”.

(Visited 189 times, 6 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar