Escrito por 2:00 pm Igualdad de género

Sobrecarga de cuidados y trabajo doméstico, un rostro más de la crisis

sobrecarga de cuidados

Las mujeres han resultado afectadas de una manera desproporcional por el aumento del desempleo, la pobreza y la sobrecarga de cuidados por la crisis del COVID-19, principalmente en los hogares de los quintiles más bajos.

En este contexto de exacerbada desigualdad, Cepal y ONU Mujeres presentaron el documento Cuidados en América Latina y el Caribe en tiempos de COVID-19. Hacia sistemas integrales para fortalecer la respuesta y la recuperación, con la premisa de que los sistemas integrales de cuidados pueden convertirse en un verdadero motor de la recuperación socioeconómica de la región.

Sobrecarga de cuidados en tiempos de COVID-19

Según la publicación, 118 millones de mujeres de la región se encontrarán en situación de pobreza. Además, las mujeres dedican más del triple de tiempo al trabajo no remunerado que los hombres.

Y las mujeres del primer quintil de ingresos dedican 39% más tiempo al trabajo no remunerado que las mujeres del quinto quintil, señala el documento.

Por ello, los organismos llaman a visibilizar y revalorizar el trabajo de cuidados, pues este “resulta clave para el bienestar de las sociedades y el funcionamiento de la economía”.

De acuerdo con las metas de la Agenda 2030, los países deben “reconocer y valorar los cuidados y el trabajo doméstico no remunerados mediante servicios públicos, infraestructuras y políticas de protección social, y promoviendo la responsabilidad compartida en el hogar y la familia”.

La pandemia ha reafirmado la centralidad de los cuidados

Si se suman los efectos del COVID-19, la perspectiva resulta desalentadora: Cepal y ONU Mujeres advierten que la desocupación femenina alcanzará una tasa de 15.2% este año y más de la mitad de las mujeres ocupadas están en alto riesgo de verse afectadas por la contracción económica..

En este contexto, resulta doblemente alarmante que la sobrecarga de trabajo no remunerado que recae sobre las mujeres siga siendo un obstáculo para su autonomía y el acceso a oportunidades laborales y de estudio.

Por ello, los organismos postula que la economía del cuidado debe ser una de las claves para lograr una recuperación económica sostenible y equitativa.

En ese sentido, recomiendan la realización de un pacto fiscal con enfoque en las mujeres “para orientar recursos a la inversión, la creación de empleo y la inclusión digital y financiera”.

“La crisis del COVID-19 debe transformarse en una oportunidad para fortalecer las políticas de cuidados en la región, desde un enfoque sistémico e integral”, indicó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal.

Generar sinergias con las políticas económicas

Bárcena explicó que este sistema integral debe incorporar a la población que requiere cuidados y “generar sinergias con las políticas económicas, de empleo, salud, educación y protección social, sobre la base de la promoción de la corresponsabilidad social y de género”.

“La inversión en políticas de cuidados genera un triple dividendo ya que, además de contribuir al bienestar de las personas, permite la creación directa e indirecta de empleo de calidad y facilita la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo”, señaló María Noel Vaeza, directora regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, durante la presentación del estudio.

Recomendaciones

La Cepal y ONU Mujeres piden que los países aseguren que los servicios de cuidados sean considerados como prioritarios para garantizar su realización de manera segura durante el período de confinamiento.

Además, entre otras, emitieron las siguientes recomendaciones:

-Avanzar en el levantamiento rápido de datos sobre los impactos del COVID-19 en el trabajo de cuidados no remunerado para visibilizar la sobrecarga de cuidados de las mujeres.

-Expandir la protección de las personas que desempeñan tareas de cuidado tanto de forma remunerada como no remunerada.

-Invertir en infraestructura de cuidados, en tecnología y sistemas de transporte que ahorren tiempo.

-Integrar la economía del cuidado en la planificación, diseño e implementación de las políticas macroeconómicas.

Consulta los principales resultados del informe en:

final-200818_propuesta_informe_onu_mujeres_cuidados_rev_abi

(Visited 287 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar