Escrito por 5:00 am Andrea Rodríguez, Notas

La exclusión del significado

La exclusión CNDH

“………..La rabia es una facultad capaz de interrumpir un estado y posibilitar que comience uno nuevo……”                                                             Byung-Chul Han

Más allá de la toma de las instalaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en el Centro Histórico de la Ciudad de México a cargo de diversos colectivos sociales, lo verdaderamente importante es lo que significa para nuestra sociedad.

Esta protesta representa la expulsión de lo distinto, como reacción natural a lo igual (Byung-Chul,Han 2017). Los argumentos de las mujeres de los colectivos que días anteriores ocuparon la CNDH son diferentes a los del Oficialismo. Tan disímbolos y lejanos que sorprende, en esta retórica los objetos (pinturas al óleo de Madero y otros personajes de la historia de México) tienen más vida que quienes decidieron dejarla a un lado para dignificar las memorias de sus ofendidos y muertos. Sin duda hacer cosas diferentes inquieta y a quienes mantienen el estatus quo les infringe miedo, porque su propia incapacidad los sobrepasa.

lee el artículo: Suman esfuerzos contra exclusión de niños y adolescentes

La pena de estas mujeres por la pérdida no las iguala, las hace diferentes, independientes, con un rostro y un apellido. Cada una de sus historias es distinta, resulta una vivencia incuestionable. Ante lo anterior la esfera de lo privado abre paso a lo público porque es la única manera de existir cuando hay una sobreexposición, cuando se agotó la paciencia, cuando se deja de ser un número de expediente, se ocupa un espacio para lo que fue destinado, recibir a las víctimas. En efecto el sufrimiento y el dolor se está politizando porque es la única manera de estar en voz de la opinión pública, es la única forma de ser visibles y no ser parte de la exclusión.

Cuando las autoridades de la CNDH afirman que todas las demandas son atendibles[i], se busca no alterar el escenario, que todo quede igual, porque en ese estado nada pasa. Todo parece indicar que en la Comisión hay una negación a resolver porque quieren dialogar sin reconocer la otredad. El escuchar es reconocer al otro, es darle dignidad, sobre todo lo más importante la escucha antecede la palabra, es la antesala del diálogo consciente y respetuoso.

El Estado no está reprobando una acción, cuando el ejecutivo afirma que fue violenta la ocupación, lo que demuestra es un terrible desconocimiento del significado. Es incapaz de ser empático ante la pérdida y la desazón de todos aquellos que no tienen respuesta. El movimiento Okupa de las activistas sin duda está promovido por el conflicto, al respecto el filósofo surcoreano Han Byung-Chul afirma que “el conflicto no es malo, pero las entidades nos hacen ver que si lo es. Incluso la madurez se trabaja con el conflicto” debido a que el cambio provoca dolor, hace que los iguales se incomoden porque el conflicto incita al caos.

En el aquí y el ahora el miedo de las víctimas las obligó a salir de lo privado, ahora también están en el plano de lo político, en este momento también es asunto de la sociedad, de lo público.

Los extremos se igualan como dice el AMLO ante la protesta, cuidado él mismo está en esa delgada línea de lo igual, de lo que no cambia. Como comunidad no es ético ni moral excluir el significado de humanismo, no se puede ser indolente, no se considera el ser iguales a ese Gobierno que cada vez es más parecido a aquellos que más criticaba, para el ejecutivo es más ofensiva la ocupación de oficinas donde degustaron ricas carnes premium, que la protección y justicia para niñas ultrajadas y mujeres asesinadas ¿en qué momento se perdió de vista el sufrimiento del otro?.

“Los tiempos en los que existía el otro se han ido. El otro como misterio, como seducción, como eros, como deseo, como infierno, el otro como dolor va desapareciendo. Hoy la negatividad del otro deja paso a la positividad de lo igual”

Byung-Chul Han, (2017)

Miremos hacia nosotros mismos, es ahí donde encontraremos a los demás y no habrá momento para dejar de ser solidarios, porque el suplicio del otro dejará de ser ruido para convertirse en eco.

También te puede interesar el artículo: Poblaciones indígenas: los números de la exclusión

Referencias

Byung-Chul, Han. 2017. La expulsión de lo distinto. Ed. Herder.


[i] https://diariovalor.com/rosario-piedra-dispuesta-a-dialogar-con-colectivos-feministas-que-ocupan-la-cndh-t202009072146.html

Palabra clave; La exclusión del significado

(Visited 61 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar