Escrito por 12:00 am Desigualdades

El PEF 2021 deberá reducir los efectos devastadores de la pandemia

viviendas

El Coneval identificó 47 programas que deben ser considerados en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF 2021) para la reducir los efectos adversos de la pandemia de COVID-19 en la salud, el ingreso, la carencia por acceso a los servicios básicos de la vivienda y los programas de transferencias monetarias vinculados al bienestar económico.

Fotografía: Samara Sallinas Zaldívar | IG: @ukubukeka

De estos programas, 20 tienen que ver con la mejora de los servicios de salud y el acceso de la población a estos; otros tres están vinculados con la carencia por acceso a los servicios básicos en la vivienda, y 26 tienen relación con el ingreso corriente mediante la entrega de apoyos monetarios.

Para el Coneval, los derechos sociales deben ser un elemento central del quehacer gubernamental y los programas y acciones de desarrollo social proporcionan hallazgos útiles para la toma de decisiones en lo relacionado con el PEF 2021.

Consideraciones para atender la emergencia

Entre las consideraciones que pueden contribuir a la atención de la emergencia sanitaria en estos rubros se encuentran:

• Diseñar una estrategia integral que permita afrontar con la urgencia necesaria la crisis sanitaria y disminuir la pérdida de vidas, lo cual requiere proteger a los grupos más expuestos al contagio, así como aquellos en situaciones de mayor vulnerabilidad al presentar complicaciones severas o al fallecer por COVID-19.

• Generar un plan de acción de mediano y largo plazo para garantizar el ejercicio de los derechos sociales a toda la población, considerando la contracción económica.

• Mejorar la capacidad operativa de los programas prioritarios y asegurar que su focalización sea adecuada, con la finalidad de ampliar y fortalecer las medidas emergentes de respuesta a la COVID-19.

• Considerar medidas adicionales de atención a quienes pierdan su fuente de ingreso como resultado de la contingencia y a sectores urbanos que están más expuestos.

• Utilizar los programas existentes para canalizar medidas emergentes en dos escenarios de ampliación de cobertura: la atención de los programas al resto de su población potencial (población elegible pero aún no atendida en 2019) y 30 por ciento de incremento en su cobertura.

• Reflexionar sobre la nueva complejidad de los problemas que enfrentará la población y, por ende, los nuevos programas públicos requeridos para atender estos de manera efectiva.

Proteger a los más vulnerables

El Coneval identificó a los grupos más vulnerables ante el COVID-19 y analizó once programas del PEF 2020 dirigidos a estos grupos mediante transferencias monetarias directas, las cuales podrían ayudar en el corto plazo a atenuar las caídas en el ingreso de esta población.

Sin embargo, el organismo “considera necesario tener en cuenta los siguientes mecanismos para que existan medidas institucionalizadas de largo plazo que garanticen seguridad de la población vulnerable”, tales como: una pensión universal mínima de retiro y de invalidez financiada con impuestos generales; el seguro de desempleo contributivo, la renta básica ciudadana o el piso mínimo solidario.

Además, advierte sobre la necesidad de que el Estado adopte acciones extraordinarias para mitigar el impacto negativo de la pandemia en el empleo y las unidades económicas.

Considera asimismo de suma importancia que los programas apoyen a los trabajadores informales, cuyas actividades económicas se vieron afectadas por el confinamiento durante la pandemia.

“En el ámbito laboral es necesario diseñar estrategias de inserción para grupos específicos de población como jóvenes, mujeres, indígenas, personas con discapacidad, personas que han permanecido mucho tiempo en el desempleo o que tienen bajo nivel educativo, debido a que enfrentan barreras adicionales para ingresar al mercado laboral”, señala Coneval.

Para modificar de manera positiva el ingreso en los hogares, se considera necesario que todos los programas federales de transferencias monetarias directas continúen operando con normalidad y que incluso extiendan su cobertura para atender a los grupos más afectados por la pandemia.

Se debe tener en cuenta a la población cuyos ingresos se vieron reducidos recientemente o disminuirán en el corto plazo y será imperativo implementar programas de incorporación a las actividades económicas en cuanto disminuyan las medidas de distanciamiento social.

Salud, vivienda y alimentación

El Coneval hace énfasis en la necesidad de “fortalecer la capacidad rectora de la Secretaría de Salud en las tareas de planeación, diseño y dirección de la implementación de una política integral de salud, para facilitar la acción concertada y ordenada de las intervenciones dirigidas a garantizar el derecho a la salud de la población”.

También advierte sobre la importancia de garantizar el acceso a los servicios de salud de manera gratuita a través del INSABI y de avanzar en la homologación de atención, accesibilidad y disponibilidad a la seguridad social de todos los grupos de población.

Además de la urgencia de fortalecer los servicios estatales y municipales de salud mediante la dispersión de recursos, señala que es indispensable fortalecer los esfuerzos para atender la salud mental de la población.

En cuanto a las viviendas, se debe trabajar para garantizar que cuenten con servicios de provisión de agua potable, drenaje y saneamiento, a fin de que la población más vulnerable pueda cumplir con las medidas de aislamiento e higiene.

“Lo anterior se vuelve más urgente para la población en pobreza en áreas urbanas debido a que tienen mayor riesgo ante la emergencia sanitaria. Es necesario implementar subsidios temporales en el costo de los servicios básicos de la vivienda, por lo menos durante los meses que dure la emergencia”, señala el Consejo.

Finalmente, el Coneval señala la importancia de promover una cultura alimentaria que favorezca el consumo de alimentos, cuya composición y tamaño sean adecuados y saludables.

“Es necesario crear estrategias de educación y comunicación para que la población tenga acceso a información clara y oportuna sobre salud, nutrición, alimentación y adopción de estilos de vida saludable”, indica.

Consulta la nota completa del Coneval en:

NOTA_INFORMATIVA_CONSIDERACIONES_PROCESO_PRESUPUESTARIO_2021

(Visited 68 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar