Escrito por 5:00 pm Desigualdades, Igualdad de género, Mundo

Pinta el mundo de naranja: 16 días de activismo contra la violencia de género

Los 16 días de activismo contra la violencia de género son una campaña internacional que se lleva a cabo anualmente a partir del día 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y hasta el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, para “demostrar que la violencia contra las mujeres es la violación de los derechos humanos más predominante en todo el mundo”, como señala Naciones Unidas.

Esta estrategia se implementa por personas, instituciones y organizaciones de todo el mundo para exigir la prevención y eliminación de la violencia contra las mujeres y niñas, bajo el liderazgo de la ONU.

Para ello, António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, ha hecho un llamado a emprender medidas que generen conciencia, impulsen esfuerzos de promoción y compartan conocimientos e innovaciones en todo el mundo.

Este año ha sido particularmente difícil. De acuerdo con la ONU, la pandemia de COVID-19 ha exacerbado factores de riesgo clave para la violencia contra las mujeres y niñas, como la escasez de alimentos, el desempleo, la inseguridad económica, el cierre de escuelas, los flujos masivos de migración y la amenaza de levantamientos civiles.

“Hubo un alarmante incremento en múltiples formas de violencia contra las mujeres y niñas, en especial, manifestaciones físicas, psicológicas, sexuales y económicas de violencia doméstica, fomentadas por la inseguridad económica y alimentaria de los hogares y por las condiciones de vida en confinamiento, como resultado de las medidas de aislamiento y distanciamiento social.

El cierre de escuelas, la inseguridad financiera y alimentaria han incrementado el riesgo de violencia contra las niñas, incluso de explotación sexual, acoso y matrimonio infantil. Existen, además, informes de una mayor cantidad de abusos y acosos sexuales, tanto en línea como fuera de ella y, en algunos contextos, un incremento en los femicidios. Algunas prácticas nocivas, como la mutilación genital femenina y los matrimonios forzados se han profundizado aún más durante la pandemia”, señala el organismo.

En este contexto fue que se dio a conocer la Declaración entre organismos sobre la violencia contra las mujeres y las niñas en el contexto de la COVID-19, a fin de trabajar en seis áreas críticas de acción y coordinación acciones para el objetivo común de erradicar esta violencia:

  1. De manera urgente y flexible, poner fondos a disposición de las organizaciones por los
    derechos de las mujeres y reconocer su papel como primera línea de respuesta.
  2. Apoyar a los servicios sanitarios y sociales para que continúen sus obligaciones de
    atención a las sobrevivientes de violencia contra las mujeres y sigan estando disponibles,
    en particular, para aquellas personas que probablemente queden relegadas.
  3. Garantizar que los servicios para sobrevivientes de violencia contra mujeres y niñas se
    consideren servicios esenciales, que se mantengan abiertos y que cuenten con recursos,
    y que se pongan a disposición, en particular, de aquellas personas que probablemente
    queden relegadas.
  4. Dar una alta prioridad a la respuesta policial y judicial.
  5. Aplicar medidas de prevención.
  6. Recopilar datos sólo si son absolutamente necesarios, si se utilizarán para mejorar los
    servicios/programas, y si se pueden cumplir las normas éticas y de seguridad.

Conoce la estrategia completa en:

unite_campaign_cn_2020_spanish-1

(Visited 205 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar