Escrito por 10:00 am Desigualdades, Mundo

COVID-19, una amenaza más para los migrantes

migrantes

Según los datos del Proyecto de Migrantes Desaparecidos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), alrededor de 1,200 muertes de trabajadores migrantes están relacionadas con las restricciones de movilidad y los cierres de las fronteras, aunque podrían ser muchas más.

El organismo reportó que durante el primer semestre de este año, muchos migrantes quedaron varados y sin acceso a servicios de salud, lo que podría haber causado su fallecimiento. Señaló que la pandemia ha hecho más difícil el poder recabar datos sobre las muertes y desapariciones de las personas migrantes, por lo que las muertes podrían ser más que las registradas hasta el momento.

“La emergencia sanitaria mundial sumada a los cierres fronterizos ha incrementado los numerosos riesgos que corren las personas que han salido de su país en busca de seguridad o un trabajo para subsistir. El COVID-19 es una amenaza adicional para los migrantes, que no tienen acceso a los servicios de salud”, advierte.

“La dificultad de ejercer las medidas de distanciamiento social en los países de tránsito y de destino también implica que las personas que trataron de emigrar de manera irregular en ese período corran un mayor riesgo de contraer el virus”.

En este contexto, el apoyo humanitario y el rescate de personas migrantes son cada vez menos accesibles, informó el organismo.

Precisamente la falta de atención al fenómeno de la migración durante la crisis por la pandemia es lo que indica que el número de fallecimientos es seguramente mucho más grande, señaló Frank Laczko, director del Centro de Análisis de Datos sobre la Migración Mundial.

Migrantes con COVID-19

En Estados Unidos han fallecido alrededor de 1,400 migrantes por COVID-19, según informó la OIM, con base en datos de los medios de comunicación del país norteamericano. No obstante, solo se ha registrado la muerte por la enfermedad de una mujer migrante encontrada en La Grulla, Texas.

Los migrantes fallecidos a causa deL COVID-19 eran principalmente centroamericanos y tres de ellos fallecieron en los centros de detención estadounidenses. Además, la OIM informó que para el 13 de julio, 1,175 migrantes detenidos eran portadores del virus.

Asimismo, se confirmó que 45 empleados federales habían dado positivos en la prueba, así como 930 contratistas privados que administran dichos centros de detención.

Los naufragios invisibles en Europa

La OIM define a los llamados “naufragios invisibles” como las “embarcaciones dadas por desaparecidas en ruta hacia Europa de las que no se pueden encontrar pruebas fehacientes”. Desde 2014, se ha documentado la muerte de más de 20 mil personas en el Mediterráneo en estos naufragios, aunque se piensa que podrían ser muchas más, dada la falta de labores de búsqueda y rescate.

Se estima que este 2020, al menos 800 personas se han perdido en el mar en esos naufragios invisibles.

“Pese a la dificultad de contabilizar el número de fallecidos en los barcos, se cree que el pasado mes de abril murieron unas 70 personas tras la negativa durante meses a dejar desembarcar a los pasajeros de un navío”, informó la OIM.

(Visited 185 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar