Escrito por 11:00 am Medio Ambiente, Mundo • Un Comentario

Reducir 45% las emisiones de gases de efecto invernadero evitará un calentamiento catastrófico

gases de efecto invernadero

Según los expertos de las Naciones Unidas en Cambio Climático, el mundo necesita urgentemente reducir en un 45% las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030, o si quiere evitar un calentamiento global de proporciones catastróficas.

Sin embargo, de continuar las tendencias actuales, la ONU advierte que los esfuerzos globales únicamente alcanzarán para disminuirlas un 1%. Por ello, hicieron un llamado a la acción y a generar planes específicos para revertir la situación, principalmente en los países con mayores emisores, como Estados Unidos.

El reporte más reciente sobre cambio climática de las Naciones Unidas señala que 2021 es un año decisivo para enfrentar la emergencia climática global y que, para limitar el incremento de la temperatura global a 1.5 ° C, el mundo debe reducir las emisiones mundiales en un 45% para 2030 desde los niveles de 2010.

El secretario de la ONU, António Guterres afirma que el documento es una alerta roja para el planeta, que muestra que los gobiernos no están cerca del nivel de ambición necesario para limitar el cambio climático y cumplir los objetivos del Acuerdo de París.

“Las naciones deben redoblar sus esfuerzos y presentar planes nacionales de acción climática más fuertes y ambiciosos en 2021 si quieren lograr el objetivo del Acuerdo de París de limitar el aumento de la temperatura global en 2 ° C, e idealmente 1.5 ° C, para finales de siglo”, señala el informe.

Sin embargo, también señala que, aunque la mayoría de los países han mostrado su interés por reducir las emisiones, al medir el impacto combinado a nivel mundial que existe actualmente, este solamente logrará una reducción del 1% para 2030, en comparación con los niveles de 2010.

Envíanos un whats app
Envíanos un WhatsApp y #HazViralLoSocial

La versión inicial del reporte sintetiza información de 48 Contribuciones Nacionales Determinadas nuevas o actualizadas, que representan a 75 partes, presentadas al 31 de diciembre de 2020 de conformidad con la decisión.

Las Contribuciones Nacionales Determinadas definen objetivos y acciones específicas de cada país para reducir las emisiones en los próximos 5 a 10 años y se condieran fundamentales para orientar las inversiones adecuadas y atraer suficiente financiación.

Las 75 partes que contempla el informe representan aproximadamente el 40% de las partes del Acuerdo de París y aproximadamente el 30% de las emisiones globales de GEI.

Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de Cambio Climático de la ONU, aclaró que el documento aún es provisional y que aún falta incluir los efectos que haya tenido en la materia la crisis por el COVID-19, la cual planteó desafíos importantes para que los países pudieran completar sus planes en 2020. Por ello, se publicará una nueva entrega en noviembre, en el que se pretende incluir los planes y contribuciones actualizados de los países.

Únicamente dos de los 18 mayores emisores, el Reino Unido y la Unión Europea, presentaron una contribución actualizada en 2020 que contiene un fuerte aumento en sus objetivos de reducción de gases de efecto invernadero. Otros, aunque presentaron planes, mostraron compromisos muy bajos, afirma el informe.

“Si bien reconocemos el reciente cambio político en el impulso hacia una acción climática más fuerte en todo el mundo, las decisiones para acelerar y ampliar la acción climática en todas partes deben tomarse ahora. Esto subraya por qué la COP 26 debe ser el momento en el que nos encaminemos hacia un mundo verde, limpio, saludable y próspero”, señaló.

Lee también: “La polución es un problema alarmante“, un artículo de Bernardo Kliksberg

Espinosa señaló que 2021 brinda al mundo una oportunidad sin precedentes para lograr un progreso significativo en el cambio climático e instó a todas las naciones a reconstruir tras el COVID-19 con economías más sostenibles y resistentes al clima.

Según el informe, las estimaciones sugieren la posibilidad de que las emisiones de los Estados parte alcancen su punto máximo antes de 2030:

·Teniendo en cuenta la implementación completa de las NDC, incluidos los elementos condicionales, los niveles de emisión proyectados para 2030 son más bajos que los niveles de emisión actuales, lo que implica la posibilidad de que las emisiones de las Partes alcancen su punto máximo antes de 2025 o para 2030 a más tardar”.

Señala asimismo que la implementación de los elementos más condicionales depende del acceso a mejores recursos financieros, transferencia de tecnología y cooperación técnica, y apoyo para la creación de capacidad; disponibilidad de mecanismos basados ​​en el mercado; y capacidad de absorción de los bosques y otros ecosistemas.

“Ahora es el momento. La coalición global comprometida con las emisiones netas cero para 2050 está creciendo entre gobiernos, empresas, inversores, ciudades, regiones y la sociedad civil. Los planes de recuperación de COVID-19 ofrecen la oportunidad de reconstruir de forma más ecológica y limpia”, finalizó António Guterres.

Consulta el informe de las Naciones Unidas (en inglés) AQUÍ

(Visited 123 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar