Escrito por 5:00 am Destacados, En Portada, Mario Luis Fuentes, Selecciones del editor

Una década mortífera para la infancia

Década mortífiera para la niñez

Uno de los efectos más perniciosos de las tremendas condiciones de violencia que vive nuestro país es la muerte de niñas y niños, víctimas de homicidios intencionales. Se trata de una profunda herida social, que nos reclama y nos confronta, pues nos hemos convertido en un país con cada vez menos capacidades para proteger y garantizar los derechos de la niñez, comenzando con su derecho a la vida y a su integridad física.

Sigue al autor en Twitter @MarioLFuentes1

Recuento de una década cruenta

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México han sido asesinados en todo el territorio nacional, en el periodo que abarca una década mortífera para la infancia del 2010 al 2019, un total de 13,582 niñas, niños y adolescentes menores de 18 años; de esa cantidad, 10,277 eran varones y 3,290 eran mujeres, además de 15 casos en los que no se tiene especificado el sexo de la víctima.

Es de destacarse que, en el periodo señalado, los años del 2010 al 2012 tuvieron cifras muy elevadas (4,546 víctimas de homicidio en el rango de edad); luego se dio una importante disminución en el número anual de casos del 2013 al 2016 (con un total de 3,307 víctimas); registrándose un nuevo repunte entre 2017 y 2019 (4,503 víctimas), que se ha mantenido, por los datos preliminares disponibles, a lo largo del año 2020.

Lee el articulo: Infancia en conflictos armados: retos y oportunidades

La situación entre las y los más pequeños

De acuerdo con las estadísticas del INEGI, los datos de que se dispone para el periodo 2010-2019, indican un acumulado de 684 víctimas de homicidio intencional teniendo menos de un año de edad; de esa suma, 360 eran niños (52.6%), y 315 niñas (46.05%). Debe destacarse que a diferencia de las proporciones que existen entre las víctimas de asesinato en la población adulta, en estos rangos de edad, hay prácticamente una paridad que se rompe a partir de los 10 años de edad.

Para el grupo de 1 a 4 años de edad, la cifra de niñas y niños asesinados fue de 1,061 víctimas, es decir, prácticamente una víctima cada 3.5 días. De esa suma, el INEGI tiene registro de que 603 víctimas eran niños (56.8%) y 458 eran niñas (43.16%).

En la edad escolar…

En el grupo de 5 a 9 años de edad, el número de víctimas de homicidios intencionales perpetrados en el periodo señalado es de 771. De ellos, en 435 casos se trató de niños (56.4%); mientras que en 335 se trató de niñas (43.45% del total).

Por su parte, en el grupo de 10 a 14 años las cifras se incrementan considerablemente, pues en total, pues la cifra acumulada es de 1,978 víctimas contra quienes se perpetraron homicidios intencionales. De esa suma, en 1,361 casos se trató de víctimas varones (68.8% del total), y de 616 víctimas mujeres (31.14%).

Una adolescencia vulnerada

De acuerdo con las estadísticas del INEGI, el grupo de menores de edad en que se registra la mayor cantidad de homicidios intencionales es de que va de los 15 a los 17 años, pues entre ellas y ellos, la suma acumulada en el periodo que se analiza es de 4,334, es decir, un promedio de 1.18 casos por día. De esa suma, en 3,676 casos las víctimas fueron varones (84.8% del total), mientras que en 658 casos las víctimas fueron mujeres (15.18% del total).

También te podría interesar: Una nación que abandona a la niñez

Frase clave: Una década mortífera para la infancia

(Visited 205 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar