Escrito por 6:00 pm Medio Ambiente

Al cambio climático no lo detiene ni la pandemia

cambio climático

De 2016 a 2020 hemos vivido el periodo más cálido de la historia, según la investigación Unidos en la Ciencia, realizada por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), el Programa de la ONU para el Medio Ambiente, el Panel Intergubernamental de Expertos del Cambio Climático, la UNESCO, y otras organizaciones internacionales.

El informe evidencia que el cambio climático avanza de manera implacable, a pesar de todos los cambios que trajo consigo la pandemia, y que el mundo está lejos de cumplir los objetivos del Acuerdo de París de mantener un incremento de la temperatura mundial menor de 2 °C.

Además, existe un 70% de probabilidades de que en los siguientes cinco años haya meses en los que se registre una temperatura 1.5 °C mayor a los niveles preindustriales (período 1850-1900).

“Si las cosas siguieran como están, subiríamos de 3 a 5 grados por encima del nivel preindustrial”, ha advertido António Guterres, secretario general de la ONU.

La ONU alerta que las consecuencias de la incapacidad de los seres humanos para afrontar la emergencia climática se siguen manifestando en las olas de calor extremo, incendios, inundaciones y sequías devastadoras, los cuales, de seguir como hasta ahora, solo van a empeorar.

“De acuerdo con la OMM, en los últimos cinco años la extensión del hielo marino del Ártico ha estado por debajo de la media. En el período 2016-2019, la pérdida registrada de la masa de los glaciares superó los valores de cualquier otro período quinquenal previo desde 1950″.

Aunque durante el confinamiento hubo una reducción de 17% de emisiones de carbón, esta disminución al final resultó muy limitada, pues finalmente los niveles se mantuvieron equivalentes a los del año 2006, y con el regreso a las actividades, las emisiones también están regresando a los niveles anteriores a la pandemia.

Según el informe, a principios de junio de 2020, las emisiones mundiales diarias de CO2 de origen fósil volvieron a situarse cerca de los niveles de 2019, año en el que se alcanzó un récord de 36,7 gigatoneladas, “un 62% más que las registradas cuando empezaron las negociaciones sobre el cambio climático en 1990”.

Asimismo, las emisiones mundiales procedentes de actividades humanas de metano también han aumentado en la última década, lo que, sumado a los niveles de las emisiones de CO2, obstaculiza cada vez más los requerimientos para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París.

Los océanos de todo el mundo han sufrido un aumento de la temperatura sin interrupción desde 1970 y han absorbido más del 90 % del exceso de calor del sistema climático, advierte el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.

“Las concentraciones de gases de efecto invernadero no han dejado de aumentar. Entretanto, grandes extensiones de Siberia han sufrido una prolongada y notable ola de calor durante el primer semestre de 2020, algo imposible de no ser por el cambio climático causado por el hombre”, informa en el documento Petteri Taalas, secretario general de la OMM. 

António Guterres ha instado a las naciones a buscar soluciones decisivas y utilizar la recuperación del COVID-19 como una oportunidad real de poner al mundo en un camino sostenible.

Consulta el informe completo (en inglés) en:

United_In_Science_2020_4_Sep_FINAL_EMBARGO_LowResolution

(Visited 121 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar