Escrito por 5:00 pm Medio Ambiente

El 2020 ha registrado temperaturas récord y grandes pérdidas de glaciares

temperaturas récord

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) informó que durante el verano de 2020 se registraron temperaturas récord en el Ártico. Debido a ello, se desprendió la última plataforma de hielo que quedaba intacta en Canadá, perdiendo casi la mitad de su superficie.

Además, hubo grandes pérdidas de glaciares: en los Alpes, el glaciar Turtmann en Suiza se partió en dos y el glaciar italiano Planpincieux se encuentra al borde del colapso.

“Estos eventos causan graves daños sobre los ecosistemas, aumentan el nivel del mar y amenazan la vida humana y la infraestructura”, advirtió la Organización.

“El verano de 2020 y sus altas temperaturas alrededor del mundo tuvieron un grave impacto sobre las capas de hielo y los glaciares. Estas pérdidas de masa extremas no se pueden reponer en el clima actual y podrían volverse más frecuentes en el futuro si las emisiones de gases de efecto invernadero no disminuyen”, alertó.

De acuerdo con la OMM, este verano se alcanzaron temperaturas récord en el Ártico de hasta 38ºC en Siberia. Estos incrementos de calor estuvieron acompañados por incendios forestales sin precedentes.

Un mundo que se calienta

El clima en el Ártico está aumentando rápidamente, con consecuencias de gran alcance en el hemisferio norte y repercusiones a nivel mundial.

“El verano de 2020 en la región estuvo marcado por récords de temperatura. El 20 de junio, la ciudad siberiana de Verkhoyansk ubicada sobre el círculo polar ártico experimentó 38 ° C por primera vez. Las temperaturas máximas en junio superaron los 30 ° C durante 10 días antes de eso”, informó la OMM.

Asimismo, las temperaturas en los Alpes aumentaron 2 ° C el siglo pasado debido a la disminución de la capa de hielo que descubre rocas más oscuras que absorben más radiación solar.

“Los glaciares en los Alpes sufren enormemente con las temperaturas de verano por encima de lo normal”, lamenta la organización.

En Suiza, el glaciar Turtmann se partió en dos y perdió 300 mil metros cúbicos, en un “colapso dramático”.

La OMM advierte que “el retroceso de los glaciares en los Alpes no solo afecta nuestros paisajes, sino también nuestros recursos hídricos y partes de nuestra economía. Los eventos abruptos de pérdida de masa como el observado en Turtmanngletscher son raros, pero son ilustrativos de cómo los glaciares sufren veranos anormalmente cálidos”.

Lee también: “Cuidar el medio ambiente también debe ser una prioridad”

(Visited 119 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar