Escrito por 8:30 am Agendas locales, Blog invitado, En Portada, Mundo, Notas

¿Cómo se compone el nuevo sistema bipartidista?

Aún falta mucho para que tengamos las cifras definitivas de la elección de diputados federales de 2021, pero las cifras con el conteo oficial -del INE- hasta las 10 de la noche, con 25% de las actas contadas, muestra una tendencia en la correlación de fuerzas, muy para legislatura 2021-2024, muy distinta a la de la legislatura 2018-2021.

Autores Jorge Federico Márquez Muñoz y Arturo Cárdenas Ureña

Partido% de diputados 2018% votación 2021 hasta las 10 pm del 06 de junio
Morena49.4035.14
PAN1620.46
PRI9.4018.38
MC5.607
PVEM3.204.19
PT5.802.44
PRD43.18
PES6.202.09
FM 2.41
RSP 1.47
Elaboración propia con datos del PREP del INE.

Recordemos que la alianza oficialista la conforman Morena, PVEM y PT. Sumados alcanzan 41.75%. la coalición opositora suma: 42.02.

Te invitamos a leer: El dulce veneno del Banco Mundial

Cualquiera de los dos bloques puede atraer a la minoría restante, sobre todo concentrada en Movimiento Ciudadana, para aprobar leyes -no las constitucionales que necesitan dos terceras partes de los legisladores- y presupuestos.

En segundo lugar, para la aprobación de reformas constitucionales en la Cámara de Diputados, será necesario que los dos grandes bloques pacten. También así será para la designación de funcionarios clave de los órganos autónomos.

En tercer lugar, el clima político cambió. Todos aquellos que tuvieron la impresión, desde 2018, de que el modelo de partido hegemónico había llegado para quedarse, que apostaron adaptarse a ese sistema aún contraviniendo sus obligaciones, comenzarán a pensar que 2024 llegará pronto, y que, para esa elección, difícilmente los mexicanos volverán a apostar por un sistema de partido hegemónico. Habrá menos genuflexión y más espacio para el pensamiento y el actuar libre; menos idolatría a una persona o un proyecto y más responsabilidad para cumplir con las obligaciones establecidas por la ley.

El Ejecutivo Federal tendrá que tomar en cuenta a la oposición. El modo de procesar la toma de decisiones será más razonado e intentará captar mejor la complejidad del país. El modelo de Presidencialismo centralizador mostró serias limitaciones: estableció una agenda de prioridades ruinosas y descuidó prioridades elementales -como la salud, la seguridad, la lucha contra la corrupción, la estabilidad económica, la atracción de inversionistas, la creación de empleos…-.

Millones de mexicanos tenemos la esperanza de que el modelo bipartidista corrija todo esto.  

También te podría interesar: La Corte, el Congreso y la Democracia

(Visited 171 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar