Escrito por 2:00 am Desigualdades, Destacados, En Portada, Mario Luis Fuentes, MS en Excélsior, Pobreza, Violencia • 3 Comentarios

Erradicar el trabajo infantil

El próximo sábado, 12 de junio, se conmemora el Día Mundial contra el Trabajo Infantil. Sobre el tema, la Asamblea General de las Naciones Unidas ha adoptado por unanimidad la resolución por la que se declara al año 2021 como el “Año Internacional para la Eliminación del Trabajo Infantil”.

Puedes seguir al autor en Twitter @MarioLFuentes1

La resolución establece, literalmente: “Adoptar medidas inmediatas y eficaces para erradicar el trabajo forzoso, poner fin a las formas contemporáneas de esclavitud y la trata de personas y asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados, y, de aquí a 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas.”

Te invitamos a leer el artículo La inaceptable violencia contra la niñez: videocolumna

Un grave problema en México

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), estimó a través de la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI, 2019), que de los 28.5 millones de niñas y niños que hay en México, 3.3 millones trabajan, lo cual equivale a una tasa de trabajo infantil, de 11.5% de las niñas y los niños de 5 a 17 años, que laboran en todo el territorio nacional.

Es importante destacar al respecto, que de los 3.3 millones de niñas y niños trabajadores, hay 2 millones que laboraban en actividades económicas no permitidas; además de que hay 1.3 millones que laboran exclusivamente en actividades domésticas sin remuneración en sus propios hogares, pero en condiciones no adecuadas.

Es pertinente subrayar que estos datos son del año previo a la pandemia, por lo que es altamente probable que las condiciones en 2021 sean mucho peores a los dramáticos datos que existían antes de que iniciara el confinamiento provocado por la emergencia sanitaria, y la consecuente emergencia económica que se le asocia.

Fuente: elaboración propia con base en los tabulados de la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil, ENTI, 2019, www.inegi.org.mx

Los estados con peores y mejores datos

De acuerdo con los datos del INEGI, las entidades donde se encuentran las mayores tasas de trabajo infantil, las cuales contrastan con la media nacional, son: Oaxaca, con 21.5% de las niñas y niños de 5 a 17 años; Puebla y Chiapas, con 18.3% en cada una de ellas; mientras que las tasas más bajas se registran en Baja California y en la Ciudad de México, con 5.3% y 5.4%, respectivamente.

Por otro lado, respecto de la tasa de trabajo infantil en actividades no permitidas, que en el país es de un promedio de 7.1% de las niñas y niños en la edad señalada, los estados con peores indicadores son: Oaxaca, con 14.9% de niñas y niños que trabajan en actividades prohibidas por la Ley, seguido del estado de Puebla con

12.6%; Baja California Sur y la Ciudad de México registran, en contraste, los menores indicadores con 3.1% en cada una de ellas.

Fuente: elaboración propia con base en los tabulados de la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil, ENTI, 2019, www.inegi.org.mx

En condiciones peligrosas

De acuerdo con los datos del INEGI, hay 1.5 millones de niñas y niños de 5 a 17 años que desarrollan actividades no adecuadas en sus hogares, de los cuales, el 35.9% lo hace en horarios prolongados, y el 64.1% en condiciones peligrosas. Entre quienes están en condiciones de trabajo peligrosas, el 48.7% son niños, y el 51.3% son niñas.

Según los datos disponibles, la tasa de quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas más alta se registra en Oaxaca, con 9.3% y la más baja en Baja California con 2.3 por ciento.

Frente a estos datos, preocupa que, en las condiciones pos-pandemia, México difícilmente cumplirá con el compromiso de haber erradicado el trabajo infantil en 2025.

También te puede interesar: Niñez, violencia y salud mental

(Visited 84 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar