Escrito por 3:00 am Agendas locales, empresarios, En Portada, Notas, Pobreza, Roberto de la Vega

Urge apoyar a los pequeños y medianos empresarios

Las empresas no se pueden abandonar si lo que se quiere es cumplir con los ejes generales previstos en el Plan Nacional de Desarrollo de la actual administración. El plan tiene como uno de sus ejes generales “el desarrollo económico”, que el mismo lo define como: “garantizar el uso eficiente y responsable de los recursos y la generación de los bienes, servicios y capacidades para generar una economía fuerte y próspera”. En otras palabras, tienen la encomienda de guiar por medio de políticas públicas y sanar a la nación para que esta crezca y se desarrolle en términos económicos y sociales. Pero, ¿por qué es importante apoyar a los pequeños y medianos empresarios?

Autor: Roberto de la Vega @RobertoVegaCord

Los pequeños y medianos empresarios

Como unidad económica que emplea y paga impuestos son uno de los ámbitos más afectados por la crisis ocasionada de la Covid-19. Pero esta afectación, sin duda, encuentra sus raíces de manera multifactorial; por un lado, la falta de actividad económica resultado del encierro que se dio por la pandemia, así como también, por el abandono que hizo el estado a las empresas en general.  En lo que va de la pandemia, de 1,873,564 (un millón ochocientas setenta y tres mil quinientas sesenta y cuatro) empresas, según reporta el INEGI, el 85.5% de esos negocios o empresas  han sufrido efectos negativos. Además, de ese porcentaje solo  el 7.8% de las empresas a nivel nacional recibieron un apoyo del Gobierno Federal.

Te invitamos a leer: Erradicar el trabajo infantil

Por lo cual, “1 millón 10 mil 857 establecimientos (20.81%) cerraron sus puertas definitivamente” (INEGI), han quedado en estado de insolvencia; es decir, quebraron. Ya no pueden hacer frente a sus obligaciones laborales (Pagar salarios, primas, etc.), de seguridad social (IMSS), fiscales (Impuestos federales y locales) ni económicas con otros agentes (empresas y/o particulares con actividad empresarial). Por lo que vemos frustrado uno de los pilares por medio del cual el Gobierno federal obtiene recursos para la realización de su finalidad, las cuales están previstas en el plan Nacional de Desarrollo como uno de los ejes de la actividad financiera del estado. (Fundamento 26 CPEUM)

Frente a ello es relevante entender que el Estado tiene la responsabilidad de cumplir con una serie de actividades esenciales: como lo son prestaciones de seguridad social, servicios públicos (alumbrado, bacheo, alcantarillados, entre otros),etc. Para cumplir con estas metas se necesitan recursos ¿Cómo se obtienen estos recursos? y ¿Qué se tiene que hacer para obtenerlos?

La obtención de recursos

Se pueden dar, según el Maestro Francisco de la Garza, en tres momentos, a saber: primero, en el establecimiento de ingresos, como lo pueden ser contribuciones y la parte esencialísima del cobro de impuestos y otros gravámenes. Segundo, en la gestión o manejo de los bienes patrimoniales y en la erogación de los mismos. Por último, en las relaciones jurídicas que en el ejercicio de dicha actividad se establecen entre los diversos órganos del Estado.

Lo que resulta cierto, es que es una cadena que no puede romperse ni suspenderse. De manera general, el empresariado constituye uno de los eslabones más robustos en la cadena de generación de actividades productivas o riqueza susceptible de ser gravada. En México, por ejemplo, el empresario paga ISR (Impuesto sobre la renta), impuestos sobre nómina o impuestos cedulares en varias entidades de la República, e IVA. Cuando una empresa cierra, además de dejar de recaudarse lo anterior, el trabajador deja de pagar IMSS, Infonavit e impuestos al consumo e ISR, entre otras afectaciones.

No puede dejarse de lado que, en el sistema capitalista, es el empresario quien pone a disposición y bajo su propio riesgo el capital para desarrollar o producir un producto; aquel necesita de materia prima, que adquiere de un proveedor, quien a su vez emplea y genera los mismos efectos ya mencionados. Posteriormente, los pequeños y medianos empresarios distribuye y comercializa, y todas esas enajenaciones son gravadas con impuestos, y finalmente cobradas por la Hacienda Pública para ser parte del presupuesto del Estado.

De esta forma, lo obtenido se utiliza como recurso para dar cumplimiento a los cometidos del Estado ya enlistados. Lo que lleva a concluir que, si el Estado no apoya a los empresarios, en realidad perjudica a toda la cadena de la economía nacional.

Es fácil: si los empresarios trabajan con menos recursos, venden menos productos y les va mal; y a la sociedad la va peor; porque el gobierno no tendrá como fuente de ingreso los impuestos que se generan por medio de esta cadena que ejercen con responsabilidad la mayoría de las empresarias y empresarios tanto mexicanos como extranjeros.

También te podría interesar: Rubro pendiente por atender: victimización de empresas

Por eso urge una nueva estrategia de apoyo al empresariado mexicano, sobre todo a las pequeñas y medianas empresas, que en la pandemia han sido las más afectadas, siendo las que mayor número de personas emplean, y las que menores programas de respaldo han recibido.

Frase clave: Urge apoyar a los pequeños y medianos empresarios.

(Visited 125 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar