Escrito por 6:21 pm Desigualdades, Mundo

Plataformas digitales: los retos de las nuevas oportunidades de empleo

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la mayoría de las personas que trabajan en las plataformas digitales son menores de 35 años con un alto nivel de estudios, en particular en los países en desarrollo. Esta población enfrenta grandes retos de cara a la transformación acelerada del mundo laboral.

El mundo de las plataformas digitales de trabajo

Pese al auge de los últimos años de las plataformas digitales y las nuevas oportunidades de empleo que ha significado para jóvenes, mujeres y migrantes, esta forma de trabajo ha traído consigo problemas relacionados con la regularidad de los empleos e ingresos, las condiciones de trabajo, la protección social, la utilización de las competencias profesionales, la libertad sindical y el derecho a la negociación colectiva.

“El trabajo en plataformas digitales web es externalizado por empresas del Norte y realizado por trabajadores del Sur, que ganan menos que sus homólogos de los países desarrollados. Esta desigualdad de crecimiento de la economía digital perpetúa la brecha digital y podría agravar las desigualdades”, advierte el estudio.

Según el informe Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo: El papel de las plataformas digitales en la transformación del mundo del trabajo, publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) , el número el número de plataformas en línea basadas en la web y en la ubicación servicios de taxi y de reparto) incrementó de 142 en 2010 a más de 777 en 2020.

“Las plataformas en línea basadas en la web se triplicaron durante este periodo, mientras que las plataformas de taxi y reparto se multiplicaron casi por diez. Una gran proporción de estas plataformas se concentra en unos pocos países, como los Estados Unidos de América (29 por ciento), la India (8 por ciento) y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte (5 por ciento)”, señala el documento.

Los motivos principales por las que las personas deciden trabajar en las plataformas en línea basadas en la web son la posibilidad de obtener ingresos complementarios “o la preferencia o necesidad de trabajar desde casa o de gozar de flexibilidad laboral”.

En cuanto a los tipos de relación laboral que ofrecen las plataformas digitales, el informe explica que actualmente existen dos:

1) Trabajadores contratados directamente por la plataforma: en el primer caso, se les cataloga como empleados con una relación laboral con su empleador; suelen ser responsables del funcionamiento de la plataforma y constituyen una fracción relativamente pequeña de su fuerza de trabajo.

2) Trabajadores que laboran a través de una plataforma: en este caso, las plataformas los consideran trabajadores por cuenta propia o contratistas autónomos.

Aunque se ha abierto un espacio a nuevas oportunidades laborales, el informe destaca que las plataformas digitales han desdibujado la distinción entre empleados y autónomos.

Principales plataformas digitales

De acuerdo con la OIT las principales de plataformas digitales de trabajo son:

  1. Las plataformas en línea basadas en la web, en las que los trabajadores realizan tareas en línea y a distancia.

2. Las plataformas basadas en la localización, donde los individuos realizan tareas en un lugar físico específico, como los taxistas y los repartidores.

La mayoría de las plataformas se encuentran se concentran en Estados Unidos (29%), la India (8%) y el Reino Unido (5%).

“De 2010 a 2020, el número de plataformas digitales se ha quintuplicado, pero el 70% de los ingresos se los llevan dos países: Estados Unidos y China”, advierte la OIT. Efectivamente: en estos dos países se concentraron los 52 mil millones de dólares en ganancias que generaron estas plataformas durante 2019.

Además, los principales obstáculos que enfrentan los empleados de estos servicios en línea son la regularidad del trabajo y los ingresos, la falta de acceso a la protección social y la libertad de asociación.

El estudio, que contó con la participación 12.000 trabajadores y representantes de 85 empresas de distintos sectores y lugares del mundo, analiza dos tipos de plataformas: “las basadas en la web”, en las que los trabajadores realizan sus tareas en línea y de modo remoto, y “las basadas en la ubicación”, como chóferes de taxis o repartidores que trabajan en una localización geográfica determinada, se triplicaron y se multiplicaron casi por diez respectivamente.

Los contras del trabajo en plataformas digitales

A pesar del incremento de oportunidades que ha surgido con las plataformas, y que las plataformas de reparto se han convertido en una importante fuente de oportunidades de trabajo para los migrantes, las posibilidades de empleo para las mujeres es menor.

En efecto, ellas solamente son cuatro de cada diez trabajadores en los portales basados en la web y una de cada diez trabajadores en las plataformas centradas en la ubicación.

Escríbenos y recibe la mejor información de lo social en tu celular.

Además, las plataformas digitales difuminan la diferencia entre asalariados y autónomos. En este sentido, el informe advierte que “cada vez es más frecuente que las tareas de asignar y evaluar el trabajo, y de gestionar y supervisar a los trabajadores dependan de algoritmos, y no de seres humanos”.

Los trabajadores de las plataformas basadas en la web dedican en promedio 23 horas a la semana y casi de la mitad se encuentran subempleados, ya que dedican otras 28 horas semanales a otros empleos remunerados, por lo que sus jornadas suelen ser muy largas.

A estos se suma que el trabajo en las plataformas suele tener horarios prolongados e imprevisibles, con jornadas largas y de alta intensidad. Lo anterior afecta el balance entre la vida laboral y la vida personal.

Los conductores tienen en promedio un horario de 65 horas semanales, y los repartidores de 59 horas a la semana. El 79% de los conductores admitió haber sentido estrés por el trabajo, así como el 74% de los repartidores.

Además, los trabajadores de plataformas no cuentan la seguridad social y no tienen derecho a participar en las negociaciones colectivas. Afortunadamente, en algunos países, como Canadá, España, Irlanda y Japón, existen categorías de trabajadores autónomos dependientes que ya pueden participar en las negociaciones colectivas.

Lee también: “Se precariza más el empleo”

Las plataformas en números

  • En una semana corriente, los ingresos medios por hora de un trabajador de una plataforma basada en la web ascienden a 3.4 dólares, aunque la mitad de los trabajadores de estas plataformas ganan menos de 2.1 dólares por hora.
  • En el caso de los trabajadores autónomos, los ingresos medios por hora son de 7.6 dólares, mientras que en las plataformas de microtareas ascienden a 3.3 dólares.
  • Cerca del 96% de la inversión en plataformas digitales de trabajo se concentra en Asia (56 mil millones de dólares), América del Norte (46 mil millones) y Europa (12 mil millones), frente al 4% en América Latina, África y los Estados Árabes (4 mil millones).
  • En 2019, los portales virtuales laborales generaron a escala mundial unos ingresos de al menos 52000 millones de dólares.
  • Alrededor del 70% de los beneficios se concentraron en solo dos países, los Estados Unidos (49%) y China (22%), seguidas por Europa (11%) y otras regiones (18%).

 

empleo-plataformas-digitales

(Visited 6 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar