Escrito por 2:00 pm Desigualdades

Duplicar las donaciones podría erradicar el hambre en 2030: FAO

donaciones

Un nuevo informe de la FAO, el Centro de Investigación para el Desarrollo, la universidad Cornell y los institutos internacionales de Investigación sobre Políticas Alimentarias y para el Desarrollo Sostenible indica que, si los donantes duplican sus inversiones, podrían ayudar a poner fin al hambre para 2030.

Los donantes tendrían entonces que gastar, en promedio, 14 mil millones de dólares adicionales cada año de aquí al 2030. Esto significa duplicar su gasto actual en ayuda para seguridad alimentaria y nutrición.

De esta manera, se podría cumplir la promesa que los países del G-7 hicieron en Elmau en 2015 de liberar del hambre a 500 millones de personas.

“Nuestro estudio indica que son necesarios entre 39 mil y 50 mil millones de USD adicionales al año para poner fin al hambre para 2030, tal como contempla el segundo Objetivo Desarrollo Sostenible”, señaló  Joachim von Braun, director del Centro de Investigación para el Desarrollo.

Por su parte, David Laborde, investigador principal del IFPRI, aseguró que si los países más pobres aumentan el gasto con cargo a sus propios presupuestos, para finales del decenio se podría duplicar los ingresos de 545 millones de agricultores en pequeña escala, además de limitar las emisiones agrícolas de conformidad con el Acuerdo de París.

Según ha indicado la FAO en múltiples ocasiones, la producción mundial de alimentos es más que suficiente para que todas las personas tengan acceso a la alimentación.

No obstante, 690 millones de personas están subalimentadas, 2 mil millones no tienen acceso regular a cantidades suficientes de alimentos inocuos y nutritivos, y 3 mil millones no pueden permitirse una dieta saludable.

Lee también: “Un tercio de los alimentos producidos en el mundo se desperdician”

En este contexto, las instituciones han trabajado en el proyecto Ceres2030, el cual constituye una herramienta que apoya a los donantes para determinar a dónde dirigir sus inversiones.

Ceres2030 es un “pionero en una combinación innovadora de modelos de costos económicos y síntesis de investigaciones publicadas sobre intervenciones agrícolas, examinando cuánto costaría poner fin al hambre y cuáles intervenciones agrícolas son efectivas para lograrlo”.

Este proyecto es una colaboración entre la Universidad de Cornell, el Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias y el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible.

Se trata de una “nueva herramienta de inteligencia artificial para analizar medio millón de artículos de los últimos 20 años. La herramienta nos ayudó a identificar los 10 mil artículos más pertinentes, de los cuales podríamos extraer a continuación conclusiones útiles sobre los métodos que resultan efectivos para poner fin al hambre”, describió Jaron Porciello, subdirectora de la Universidad de Cornell.

Según el documento “Soluciones sostenibles para poner fin al hambre: UNA VISIÓN GENERAL DE CERES203O”, los equipos de expertos que integran el proyecto se encuentran revisando más de 90 mil artículos e informes publicados en revistas académicas y por organizaciones de investigación y desarrollo, a fin de generar soluciones sostenibles para poner fin al hambre.

La iniciativa busca que los ivestigadores aceleren este proceso sin sacrificar la calidad de las propuestas. “Los métodos serán de acceso público para que otros puedan replicar y adaptar nuestro enfoque”, afirman en el documento.

Lee también: “El hambre podría afectar a 67 millones de latinoamericanos en 2030”

Tanto los estudios de Ceres2030 como de la FAO y el ZEF recomiendan que los donantes lleven a cabo intervenciones que tengan base empírica y estén concebidas para apoyarse mutuamente, como la inversión en I+D agrícola, el apoyo a programas de protección social que proporcionen alimento o dinero en efectivo a quienes necesitan ayuda y el fomento de la inclusión, en particular mediante la mejora de la alfabetización de la mujer y la impartición de capacitación a los jóvenes de zonas rurales. El gasto debería centrarse en los lugares donde la necesidad sea más imperiosa, principalmente el África subsahariana y Asia meridional.

Consulta el documento “Soluciones sostenibles para poner fin al hambre: UNA VISIÓN GENERAL DE CERES2030” en:

hambre-ceres

(Visited 21 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar