Escrito por 5:00 am Destacados, En Portada, Mario Luis Fuentes, MS en Excélsior

Nuestras viviendas son poco habitables

Una de las medidas para prevenir la pandemia de la COVID19 ha sido el confinamiento social. Es una medida que han acatado, mayoritariamente, a quienes su ingreso y situación laboral se los ha permitido. Pero aún en esos casos, hay integrantes de sus familias que se mantienen en sus viviendas, donde enfrentan dificultades derivadas de la dimensión de los espacios de que disponen, pero también de la insuficiencia del equipamiento básico para hacer de esas viviendas, construcciones habitables.

Sigue al autor en Twitter @MarioLFuentes1

Sin posibilidad de lavarse las manos

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México hay 35.15 millones de viviendas; de ellas, 7.79 millones disponen de agua entubada solo al interior de su terreno, pero no dentro de la construcción habitable, o que no cuentan con tubería en todo su terreno. Esta característica impide o limita severamente atender la recomendación de lavarse constantemente las manos para evitar el contagio del virus del SARS-COV-2. Esa cifra equivale al 22.3% del total de las viviendas del país, lo que significa que en una de cada cinco de las viviendas habitadas se tiene esta característica.

Lee e articulo: Tener una vivienda adecuada: una cuestión de vida o muerte

En términos porcentuales, las entidades con peores indicadores son: Oaxaca, con 59.1%; Guerrero, con 50.2%; Chiapas, con 47.1%; Puebla, 39.9%; Veracruz, 38.3%; Campeche, 34.8%; Morelos, 33.9%; Tabasco, 33.1%; Hidalgo, 33% y San Luis Potosí, 30.3%

Dado que estas viviendas registran promedios de ocupación ligeramente más elevados que el promedio nacional, es importante decir que en números absolutos esto implica que hay 30.14 millones de personas sin acceso. Destaca que las 10 entidades con mayores porcentajes de población si agua, concentran al 50% del total nacional con esta característica.

Fuente: elaboración propia con base en los datos del Censo de Población y Vivienda, 2020, www.inegi.org.mx

Sin continuidad en la escuela

Uno de los impactos más severos de la pandemia y el confinamiento en las viviendas, se encuentra en el ámbito de la educación; pues a pesar de que se ha implementado la estrategia de “Aprende en casa”, las limitaciones en el equipamiento de las viviendas están generando menor aprendizaje, pero también deserción del sistema educativo.

Así, de acuerdo con el INEGI, hay 3.037 millones de viviendas que en México no disponen de ningún televisor. Esta cifra representa al 8.6% del total de las viviendas del país, en las que habitan 9.33 millones de personas. Los estados que registran los más elevados indicadores en este rubro son: Oaxaca, con el 26.4% de las viviendas donde no hay televisor; en Chiapas es de 22.6%; en Guerrero, 18.7%; Veracruz tiene 12.8%; Campeche, 12.6%; Quintana Roo, 12.5%, Tabasco, 12.3%; Puebla, 11.2%; Hidalgo, 11.1% y San Luis Potosí, 10%

Asimismo, el Censo 2020 indica que hay 16.75 millones de viviendas que no tienen conexión a internet, cifra que representa el 47.7% del total nacional. En esas viviendas habitan 58.38 millones de personas respecto de quienes, puede afirmarse, enfrentan importantes condiciones de rezago o brecha digital.

En ese sentido, es importante destacar que las entidades donde hay los más altos porcentajes de viviendas sin internet son: Chiapas, con 77.8%; Oaxaca, 780.3%; Guerrero, 67.8%; Tabasco, 65.8%; Hidalgo, 61%; Tlaxcala, 59.8%; Veracruz, 59.7%; Puebla, 59.5%; Durango, 56%; Michoacán, 56.1%; Campeche, 55.7%; San Luis Potosí, 55.4%; Nayarit, 52.9% y Guanajuato, 51.5%. En estas entidades se concentra poco más de la mitad de la población nacional que carece de servicios de internet.

Fuente: elaboración propia con base en los datos del Censo de Población y Vivienda, 2020, www.inegi.org.mx

También te podría interesar: Viviendas: la persistente precariedad

(Visited 192 times, 1 visits today)
Comparte esta notícia
Cerrar